Crean una plataforma online para alquilar de forma más segura y en tiempo real

15 enero, 2020

La escalada de precios del alquiler es la parte visible de un mercado que en España presenta deficiencias en su funcionamiento y que esconde una realidad mucho más compleja. Fuentes como el INE o el Banco de España vienen alertando de ello en los últimos años: aumenta el tiempo necesario para alquilar, los inquilinos tienen dificultades para acceder al mercado… Son factores que generan desconfianza e inseguridad.

A pesar de ello, el alquiler en España es un mercado exponencial debido a la rentabilidad que puede ofrecer a los propietarios y a que no compromete al inquilino a largo plazo, además de no necesitar destinar el mismo nivel de ahorro que requiere la compra del inmueble.

En este contexto de problema y necesidad, la empresa tecnológica Avalisto ha desarrollado una plataforma que ofrece un servicio online que cubre las necesidades de propietarios e inquilinos y subsanando estas ineficiencias de funcionamiento del mercado. Esta herramienta cuenta con múltiples funcionalidades para gestionar de manera sencilla y completa la contratación de un alquiler, aportando ventajas adicionales. “Hacemos muchas cosas que ya se venían aplicando en el sector, pero apoyándonos en la innovación y en la tecnología para mejorarlas. Además, aunamos todos los servicios, como el análisis de solvencia de inquilinos en tiempo real, la gestión documental o la emisión de protecciones para el alquiler bajo un mismo techo, lo que permite recortar plazos, ofrecer precios competitivos y hacer más sencillo alquiler una vivienda para inquilino y propietario”, señala Jaime Villalonga, CEO de Avalisto.

“La idea surgió cuando un miembro de nuestro actual equipo tuvo que cambiarse de ciudad por motivos laborales y buscar piso de alquiler. Sabía qué precios podía permitirse, pero después le exigían un montón de garantías que, además de encarecer la operación, parecían complicadísimas de cumplir. Al final por cada piso que visitaba, podía necesitar un mes entero solo para saber si disponía de aval o de soluciones para reducir los costes asociados,  un tiempo del que no disponía. El propio mercado y el miedo al impago, y no nivel de renta, limitaban los inmuebles a los que podía acceder. Eso no beneficiaba al propietario ni tampoco al inquilino y, entonces, supimos que ahí había una oportunidad para mejorar”.

Desde la propia startup subrayan en que el ahorro de tiempo y desembolso inicial, junto a la simplicidad del servicio, serán muy perceptibles y aportarán grandes ventajas a sus clientes. “Una vez que se genera un cruce de solicitudes entre arrendador y arrendatario, podemos cerrar una operación de alquiler con cualquiera de los niveles de servicio que ofrecemos tiempo real”, aseguran desde la plataforma.

La solución de Avalisto llega al mercado de la mano de fondos y gestoras de bienes inmuebles que buscan proteger la rentabilidad de su parque, y también al mercado de particulares gracias a colaboraciones con inmobiliarias además de su propia plataforma online, cuyo portfolio de servicios está en continua evolución para añadir nuevas funcionalidades.


¿Hipoteca inversa o nuda propiedad? Cómo sacar más rentabilidad a la vivienda tras la jubilación

29 noviembre, 2019

Tradicionalmente, los españoles han ahorrado invirtiendo en la compra de vivienda. De hecho, más del 80% tiene su hogar en propiedad. Esto supone que el ahorro acumulado de los mayores de 65 años en vivienda es seis veces superior al de todos los planes de pensiones privados. El nicho de mercado para la banca en enorme y por eso está relanzando la hipoteca inversa. Pero, ¿compensa a los jubilados acogerse a esta fórmula crediticia para completar su pensión?

Según explica Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras, y fundador de Red Expertos Inmobiliarios y del instituto de formación inmobiliaria IFEM, la fórmula que más compensa es la de la venta de la nuda propiedad. “Tiene una gran desventaja, que es la pérdida de la propiedad, pero que se compensa con los beneficios que se obtienen: puedes seguir viviendo en ella el resto de tu vida y recibir mucho dinero por su venta de forma anticipada”.

Durante años, se ha considerado que la propiedad de la vivienda es la principal inversión de los españoles, para la que han destinado la mayor parte de sus ahorros. Con la jubilación debería llegar el momento de recuperar esta inversión y disfrutar de ella. Muchos no lo hacen porque quieren dejar herencia a sus descendientes, pero la realidad es que se debería inculcar más en los mayores la idea de “desahorrar”. En este aspecto, hay diferentes opciones y conocerlas ayudará a decidir cuál es la mejor de ellas. Estamos hablando de hipoteca inversa y nuda propiedad, entre otras.

Hipoteca inversa vitalicia

Ofrece liquidez extra mensual de por vida y se utiliza la vivienda como garantía hipotecaria. Se puede recibir un importe único al inicio, una mensualidad, o una combinación de ambos.

Ventajas: no se pierde la propiedad de la vivienda y el banco no puede reclamar el dinero del crédito mientras el beneficiario viva. Es un producto incentivado fiscalmente: la renta mensual está exenta de tributación los primeros años y posteriormente se integra en el IRPF con reducciones fiscales importantes.

Desventajas: la cantidad mensual que se recibe suele ser pequeña, ya que tasan el valor de las viviendas a la baja (como mucho, un 70% de su valor en el mercado), y muchas veces no soluciona los problemas de liquidez de los mayores, que no acaban de complementar la pensión como desearían. Además, a los 12 meses del fallecimiento del titular, los herederos deben devolver todo el dinero del crédito con un tipo de interés normalmente alto (6% más gastos). Para poder hacerlo, se ven obligados a vender la casa o pedir un préstamo, o pierden la vivienda heredada.

Así, para que esta opción sea rentable, la vivienda sobre la que se ofrece esta hipoteca tiene que ubicarse en zonas de rentas medias y altas y por una tasación mínima de 200.000 euros.

Nuda propiedad

El pleno dominio de una vivienda es lo que tenemos todos los propietarios. Es la suma de dos derechos: derecho a la nuda propiedad y derecho al usufructo. Si vendemos solo el derecho a la nuda propiedad, nos queda el de usufructo, del que seguimos siendo propietarios y que nos permite usar y disfrutar de la vivienda de por vida. Por este sistema, se vende solo una parte de la vivienda, obteniendo una cantidad importante de dinero de una sola vez (la media se sitúa en los 150 mil euros), y mantenemos el usufructo vitalicio. A mayor edad de la persona, mayor importe de la nuda propiedad.

Ventajas de la nuda propiedad para el vendedor o persona mayor: nuestros mayores manifiestan en su gran mayoría que quieren continuar viviendo y disfrutando en su casa hasta su fallecimiento, incluso si son muy mayores y requieren de una asistencia domiciliaria o son dependientes. Así, la principal ventaja es que pueden seguir usando la propiedad y recibir el dinero de la venta al instante y de una sola vez, y todo queda escriturado ante notario. El vendedor garantiza el uso y disfrute de su vivienda para siempre.

Ventajas para el comprador o inversor de nuda propiedad: adquiere la propiedad de una vivienda a muy bajo precio, pero la vivienda, durante los años que vive el usufructuario, va aumentando de valor, siendo una inversión muy rentable. A medio o largo plazo se encuentra con el pleno dominio de una vivienda por la que pagó muy poco hace años. O simplemente aspira a un piso de unas determinadas características que no podría comprar al precio actual de mercado, pero que, con este método, sí lo puede conseguir a futuro. En definitiva, es una inversión que no tiene riesgo y que, además, tiene una dimensión social, pues ayuda a las personas mayores a solucionar problemas económicos.

Con esta venta, los gastos también serán menores para el vendedor, ya que pasaría a pagar solamente aquellos correspondientes a los consumos ordinarios de la vivienda (agua, electricidad, gas…), mientras que el inversor se haría cargo desde ese momento del IBI y las derramas extraordinarias de la vivienda.

Más información en:

http://www.eduardomolet.com

http://www.blog.eduardomolet.com

http://www.tusmedios.es/admenino/article_edit.php