¿Con qué frenos se encuentran (aún) las smart home en España?

2 agosto, 2018

 

A pesar del creciente número de hogares inteligentes, tanto el mercado tecnológico como el inmobiliario necesitan mejorar ciertos aspectos de su actividad  

Barcelona, agosto de 2018.- El concepto de “casa inteligente” y la presencia de este tipo de viviendas en España ya es más común que cinco años atrás, gracias, en parte, a las nuevas generaciones y a la predisposición de los usuarios a sumarse a esta revolución que sin duda alguna protagonizará la mayoría de hogares en los próximos años. Sin embargo, todavía quedan algunos flecos sueltos que hacen que en la actualidad muchas viviendas españoles todavía no dispongan de ningún aparato inteligente.

Desde la compañía Loxone resaltan como cuestión principal el hecho de que muchos dispositivos tecnológicos no se comunican de forma integrada con el resto de aparatos del hogar, con lo que la experiencia de casa inteligente queda diluida. Existen muchos aparatos conectados (IoT) que suelen controlarse a través de una app pero que no se comunican con el resto de dispositivos de la casa, con lo cual la automatización completa de las funciones para que la vivienda vaya sola no llega a producirse.

“De nada sirve tener elementos conectados en casa si no se comunican entre sí. Un termostato inteligente que no pueda saber si las persianas están subidas mientras está dando el sol en verano, y actuar en consecuencia, no aporta la inteligencia que creemos que deben tener todos nuestros hogares en el futuro”, explica Meritxell Esquius, Responsable de Marketing en Loxone.

Otro de los frenos que señalan los expertos de Loxone reside en el sector inmobiliario que, comparándolo con otros mercados, como el automovilístico, no ha avanzado tanto en cuestión de tecnología, pues se siguen construyendo viviendas del mismo modo y la incorporación de elementos electrónicos e inteligentes se concibe como un añadido. “Cambiar esta forma de ver la construcción y la instalación eléctrica, y planificar desde el principio la incorporación de sensores y elementos inteligentes, permitirá abaratar los proyectos”, añade Esquius, quien afirma que “la automatización y flexibilidad ante cambios ofrecerá la funcionalidad que se precisa”.

Tampoco hay que pasar por alto la cuestión del almacenamiento y la protección de datos. La mayoría de dispositivos guardan sus datos en la nube en lugar de servidores internos en el hogar, con lo que con algún fallo de seguridad dichos datos podrían quedar expuestos. Cabe destacar que para tener una Smart Home completa no es obligatorio disponer de internet. Según donde se guarden los datos que recoge la instalación para su funcionamiento (registros de temperatura, detección de presencia y luminosidad, horarios o modos configurados) la casa puede funcionar con conexión local. Asimismo, los servidores externos pueden provocar lentitud en la ejecución de los comandos, además de que el usuario pierde el control si hay cualquier incidencia en el servidor, haciendo que no se pueda ni subir persianas desde dentro de casa. En este aspecto, Loxone Smart Home almacena todos los datos en su Miniserver, el controlador que se instala en el cuadro eléctrico de cada hogar, con lo cual los datos no están alojados en un servidor externo.

Acerca de –

La empresa Loxone se fundó en 2009 para revolucionar el mercado de la Smart Home con su potente Miniserver. Actualmente ya es uno de los líderes en esta tecnología y proporciona a sus usuarios una solución domótica completa e integrada, totalmente preparada para el presente y el futuro. El grupo, con más de 260 empleados, se divide en tres partes: organización de los mercados, estrategia y desarrollo y centros de competencia. Loxone es una de las empresas con más rápido crecimiento de la industria Smart Home.

La sede central del grupo es Loxone Electronics GmbH y se encuentra en Kollerschlag, Austria. Thomas Moser y Martin Öller son los fundadores propietarios de la empresa. En la sede se desarrollan las bases de producto y estrategia de la Smart Home de Loxone.

La organización se expande a través de sucursales en nueve países donde incorporan equipos de ventas y soporte referente a Loxone Smart Home (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España, Italia, Suiza, República Checa, Benelux, Austria).

Empresas que forman el grupo:

  • Core Development & Estrategia: Loxone Electronics GmbH
  • Centros de competencia:
    • Loxone Smart Engineering GmbH (software y hardware)
    • Baudisch Electronic GmbH (video portero y accesos)
    • Loxone Lighting GmbH (hardware y software en iluminación)
    • Loxone Multimedia GmbH (soluciones de audio)
    • Loxone Lighthouse GmbH (consultoría de negocios)
    • Eworx Network & Internet GmbH (soluciones IT y software marketing)
Anuncios

Cómo ayuda un hogar inteligente con los más peques de la casa

11 julio, 2018

Desde la alerta de apertura de ventanas, pasando por la desactivación de enchufes o la iluminación durante los baños son algunos de los aspectos que acompañan a los niños que viven en una smart home

Barcelona, julio de 2018.- Echando la vista atrás, pocas personas imaginaban de qué manera la tecnología podría velar hoy día por la seguridad y el bienestar de los niños en el hogar, evitando tener que estar en todo momento pendientes de ellos, o colocando cierres de seguridad, protectores de enchufe y demás artilugios. Pero las nuevas aplicaciones que prestan las casas inteligentes mejoran, y mucho, estas condiciones.

Desde Loxone, compañía tecnológica de soluciones domóticas, explican que si una smart home aporta numerosos beneficios a sus usuarios, cuando hay niños en casa estos se multiplican.

Desde el aspecto de la seguridad, un hogar inteligente permite realizar las siguientes funciones:

  • Desactivación de enchufes: para aquellos que están accesibles o cerca de la zona de juegos, los enchufes pueden deshabilitarse desde una simple aplicación para evitar que pase la corriente por ellos.
  • Alerta de apertura de ventanas: si en la habitación de los niños hay ventanas o acceso al balcón se puede programar una alerta para salte una alarma en la habitación que se desee avisando con un mensaje, por ejemplo: “¡Atención, la ventana de la habitación de Laura se ha abierto!”.
  • Pulsador de aviso: si los niños se quedan solos en casa pero tienen algún susto, o les da miedo algo, pueden presionar un pulsador que avisará directamente al móvil de sus padres.
  • Bloquear pulsadores: si a los más pequeños les encanta jugar con los pulsadores, encender y apagar luces, subir y bajar persianas, activar y desactivar audios… cuando se requiera se pueden desactivar desde la aplicación de Loxone.
  • Automatización de la cubierta de la piscina: en caso de disponer de piscina en el jardín con cubierta automatizada se podrá controlar desde el móvil su estado y actuar sobre ella en cualquier momento para asegurarse así que está tapada cuando sea necesario.

Desde el aspecto del bienestar, un hogar inteligente permite realizar las siguientes funciones:

  • Silenciar el timbre: ya sea en el momento de la siesta o durante la noche, se puede deshabilitar el sonido del timbre y si alguien llama a la puerta la casa lo indicará mediante el parpadeo de luces.
  • Luz de noche: durante las noches, si el niño se levanta de la cama, las luces guía del pasillo y de su habitación se encenderán a la intensidad suficiente para que no tenga miedo y pueda ir al baño o en busca de sus padres. Los pulsadores Touch Pure de Loxone llevan una luz de baliza adecuada también para que quede encendida durante la noche y no quede la habitación 100% a oscuras.
  • Momento de dormir y levantarse: el audio puede acompañarlos en momentos clave del día. Cuando es hora de dormir, se puede escoger una lista de reproducción que relaje a los pequeños mientras se les lee un cuento o se les da las buenas noches. Por la mañana, una música más activa se reproducirá a la hora que se quiere para empezar el día con energía.
  • Un baño más relajante: en el baño es interesante poder instalar iluminación de color y jugar con ella para crear ambientes de relax con luces tenues o cálidas. Puede convertirse en un juego más para los pequeños y al final del baño se queden aún más tranquilos.

Acerca de –

La empresa Loxone se fundó en 2009 para revolucionar el mercado de la Smart Home con su potente Miniserver. Actualmente ya es uno de los líderes en esta tecnología y proporciona a sus usuarios una solución domótica completa e integrada, totalmente preparada para el presente y el futuro. El grupo, con más de 260 empleados, se divide en tres partes: organización de los mercados, estrategia y desarrollo y centros de competencia. Loxone es una de las empresas con más rápido crecimiento de la industria Smart Home.

La sede central del grupo es Loxone Electronics GmbH y se encuentra en Kollerschlag, Austria. Thomas Moser y Martin Öller son los fundadores propietarios de la empresa. En la sede se desarrollan las bases de producto y estrategia de la Smart Home de Loxone.

La organización se expande a través de sucursales en nueve países donde incorporan equipos de ventas y soporte referente a Loxone Smart Home (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España, Italia, Suiza, República Checa, Benelux, Austria).

Empresas que forman el grupo:

  • Core Development & Estrategia: Loxone Electronics GmbH
  • Centros de competencia:
    • Loxone Smart Engineering GmbH (software y hardware)
    • Baudisch Electronic GmbH (video portero y accesos)
    • Loxone Lighting GmbH (hardware y software en iluminación)
    • Loxone Multimedia GmbH (soluciones de audio)
    • Loxone Lighthouse GmbH (consultoría de negocios)
    • Eworx Network & Internet GmbH (soluciones IT y software marketing)

7 razones por las que disponer en verano de una Smart Home

18 junio, 2018

Las casas inteligentes ya están presentes en muchas familias y sus prestaciones no hacen más que aumentar para facilitar no sólo el día a día en los hogares, sino también durante esos periodos de tiempo en que la casa va a estar deshabitada

Barcelona, junio de 2018.- Desde la compañía tecnológica Loxone detallan por qué es un privilegio vivir en una Smart Home y cómo en verano sus funcionalidades ayudan a despreocuparse de la seguridad y el control en el hogar a través de los siguientes puntos:

  1. Mayor seguridad durante las vacaciones

28.719 es la cifra de robos que se han producido con fuerza en domicilios sólo durante el primer trimestre del año, un 4,9% más que en 2017, según datos del Ministerio del Interior. Y, teniendo en cuenta que es durante las vacaciones cuando se suelen producir más robos, es imprescindible hacer todo lo necesario para que esto no pase – y no sólo instalando una alarma en casa. En este caso, las Smart Home pueden actuar a través de varias soluciones como un simulador de presencia, la visualización constante de la casa a través de una app, e integrando cámaras y enviando alertas y llamadas telefónicas si hay cualquier incidencia, ya sea por la detección de un intruso o por alarma de humos o inundación.

  1. No a los descuidos que cuestan dinero

Puertas y ventanas abiertas mientras está el aire acondicionado encendido, persianas subidas cuando está tocando fuerte el sol, luces de la terraza encendidas toda la noche… En una vivienda puede haber descuidos que van sumando dinero a las facturas de la luz, del gas y del agua. En una casa inteligente se puede evitar sin ningún esfuerzo ya que la automatización hace que los dispositivos se apaguen o regulen de forma automática según las condiciones y avise, a través de un mensaje reproducido por los altavoces de casa o con una notificación push, si se debe realizar alguna acción al respecto.

  1. Todo el control en bolsillo

Uno se va de vacaciones y sabe que todo ha quedado bien cerrado, ninguna ventana abierta, ni luces encendidas, clima apagado, toldos recogidos… Durante los días que no se estará en casa la Smart Home va trabajando para que parezca que sigue habitada (persianas automáticas, luces y audio). Aun así, si se quiere ver que está todo bajo control simplemente hay que abrir una aplicación en el móvil y echar un vistazo.

Una ventaja de este control es que durante el viaje de vuelta de vacaciones se puede activar el aire acondicionado desde la app para que al entrar en el hogar la temperatura sea perfecta.

  1. Notificación inmediata si se va la luz

Mientras se está de vacaciones muchas veces el suministro eléctrico salta y a la vuelta todo lo que había en la nevera se ha echado a perder. Ante esta problemática, desde Loxone explican que las casas inteligentes permiten enviar llamadas y notificaciones a los usuarios en caso de que se vaya la luz, de modo que si ocurre se pueda contactar con un familiar o conocido y abrirle la puerta desde el smartphone para que pueda ver qué ha ocurrido y suba el terminal.

  1. Toldos, persianas y pérgolas bajo control

Es habitual que se deje para lo último revisar las persianas, los toldos o las pérgolas del hogar, y al final se olvide dejarlos bajados o en la posición que deseamos. La ventaja de las casas inteligentes es que los elementos de protección solar adaptan sus movimientos según la orientación de las ventanas, las condiciones climatológicas o como el usuario desee. Por ejemplo, si se prevé tormenta que pueda ocasionar rotura en toldos los mismos se retraen de forma automática antes de que empiece a soplar fuerte el viento.

  1. O lluvia o aspersores

Muchas veces se ve en días de lluvia aspersores en marcha por estar programados para activarse a una hora determinada, independientemente de si llueve o no. Para evitar este gasto innecesario una Smart Home es capaz de controlar si se prevé lluvia en breve o, si está lloviendo en el momento, pausar la función de riego hasta que no sea necesaria de nuevo.

  1. Mantenimiento de la piscina

Una piscina aporta bienestar pero también tareas de mantenimiento que se deben hacer regularmente para poder disfrutarla en las mejores condiciones. Todo lo que se pueda automatizar e integrar a la casa inteligente prestará un plus en confort y seguridad que se valorará durante todo el verano. Procesos de filtrado, rellenado, limpieza, estado de químicos, iluminación, cubierta automatizada… De este modo se ahorra tiempo en todas estas tareas que podrá disfrutarse en familia.

Acerca de – https://www.loxone.com/eses/

La empresa Loxone se fundó en 2009 para revolucionar el mercado de la Smart Home con su potente Miniserver. Actualmente ya es uno de los líderes en esta tecnología y proporciona a sus usuarios una solución domótica completa e integrada, totalmente preparada para el presente y el futuro. El grupo, con más de 260 empleados, se divide en tres partes: organización de los mercados, estrategia y desarrollo y centros de competencia. Loxone es una de las empresas con más rápido crecimiento de la industria Smart Home.

La sede central del grupo es Loxone Electronics GmbH y se encuentra en Kollerschlag, Austria. Thomas Moser y Martin Öller son los fundadores propietarios de la empresa. En la sede se desarrollan las bases de producto y estrategia de la Smart Home de Loxone.

La organización se expande a través de sucursales en nueve países donde incorporan equipos de ventas y soporte referente a Loxone Smart Home (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España, Italia, Suiza, República Checa, Benelux, Austria).

Empresas que forman el grupo:

  • Core Development & Estrategia: Loxone Electronics GmbH
  • Centros de competencia:
    • Loxone Smart Engineering GmbH (software y hardware)
    • Baudisch Electronic GmbH (video portero y accesos)
    • Loxone Lighting GmbH (hardware y software en iluminación)
    • Loxone Multimedia GmbH (soluciones de audio)
    • Loxone Lighthouse GmbH (consultoría de negocios)
    • Eworx Network & Internet GmbH (soluciones IT y software marketing)

¿Cómo reacciona una casa inteligente cuando llega el buen tiempo?

9 abril, 2018


Hogares en “modo verano” para el ahorro y la eficiencia energética 

  • Las viviendas ya se preparan por sí solas de forma automática para adaptarse a los cambios de estación
  • No sólo controlan los sistemas de climatización o la luz exterior, sino también posibles descuidos y la entrada de intrusos

Barcelona, abril de 2018.- Ahora sí. Llega el buen tiempo, sube la temperatura y empezamos a abrir ventanas, a cambiar la calefacción por la refrigeración y a pasar más tiempo en la terraza o balcón. Pero, ¿y si no tuviéramos que preocuparnos del termostato ni de las persianas, ni de dejarnos alguna puerta abierta o luz encendida? Nuestro hogar lo hace por nosotros.

Así son las casas inteligentes, viviendas que gracias a las nuevas tecnologías como la domótica se preparan por sí solas de forma automática para adaptarse a los cambios de estación. Empezando por la temperatura, las smart home cambian a “modo verano” sin tener que hacer nada nosotros, tal y como apuntan los responsables de la compañía Loxone. El sistema de climatización pasa de calefacción a refrigeración y las persianas activan el sombreado automático. Con ello la temperatura se controla en cada habitación para adaptar de forma individual el funcionamiento del aire acondicionado. Resulta mucho más eficiente y cómodo que se organicen las temperaturas por zonas y horarios, de forma que no se precisa que la habitación esté refrigerada durante todo el día si no estamos en ella. Desde Loxone destacan que gracias a los detectores de presencia, si el horario de refrigeración en el salón cambia a las 23:00h pero un día estamos con amigos cenando, no se cambiará al estado de ahorro hasta que nos vayamos de la estancia.

Por su parte, el sombreado automático permite que no entre luz del sol a través de las ventanas durante las horas de más calor. ¿Cómo actúa la casa en este caso? Las persianas suben y bajan según las necesidades ambientales, independientemente de si hay alguien en casa o no, y así se controla que la temperatura interior no ascienda demasiado, contribuyendo al ahorro y eficiente energética. Gracias a esta acción de la vivienda inteligente se evita tener que encender el aire acondicionado más tiempo y/o a más potencia.

Inteligencia también en el exterior

Con el buen clima entramos y salimos más a menudo a la terraza o jardín y en alguna ocasión podemos despistarnos y dejarnos las luces encendidas, hecho que puede suponer un coste extra en la factura de la luz si nos las dejamos toda la noche encendidas. De ahí que la smart home cierre todas las luces por nosotros, incluso cuando nos vayamos a dormir o salgamos de casa. En este sentido también es posible revisar las ventanas que se hayan podido quedar abiertas. El sistema de una casa inteligente avisa antes de salir del hogar mediante una locución desde los altavoces informando de que hay ventanas abiertas. Además, puede visualizarse desde la App de Loxone el estado de puertas y ventanas de toda la casa en un segundo. Asimismo, también informa si la puerta del garaje lleva demasiado tiempo abierta por un posible descuido. (Durante las vacaciones, la simulación de presencia facilitará que desde el exterior no se aprecie que la casa está desocupada, moviendo persianas y encendiendo alguna luz y zona de audio).

Pero la automatización del exterior del hogar no se queda sólo ahí. En caso de lluvia o previsión de lluvia, el riego se retrasa para no malgastar agua. Los sensores de humedad permiten monitorizar de forma automática cuándo se precisa que se active o desactive el riego. Del mismo modo, una smart home también controla los procesos de mantenimiento de una piscina (filtrado, nivel de agua, químicos…) y emite a los propietarios notificaciones, emails o llamadas ante cualquier imprevisto o incidencia.

Por último, desde Loxone destacan otra función interesante para el exterior: la casa se comunica con nosotros cuando alguien está llamando a la puerta y estemos fuera del jardín. Es en este momento cuando las luces parpadean o el sonido del timbre suena a través de los altavoces del exterior.

Acerca de –

La empresa Loxone se fundó en 2009 para revolucionar el mercado de la Smart Home con su potente Miniserver. Actualmente ya es uno de los líderes en esta tecnología y proporciona a sus usuarios una solución domótica completa e integrada, totalmente preparada para el presente y el futuro. El grupo, con más de 260 empleados, se divide en tres partes: organización de los mercados, estrategia y desarrollo y centros de competencia. Loxone es una de las empresas con más rápido crecimiento de la industria Smart Home.

La sede central del grupo es Loxone Electronics GmbH y se encuentra en Kollerschlag, Austria. Thomas Moser y Martin Öller son los fundadores propietarios de la empresa. En la sede se desarrollan las bases de producto y estrategia de la Smart Home de Loxone.

La organización se expande a través de sucursales en nueve países donde incorporan equipos de ventas y soporte referente a Loxone Smart Home (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España, Italia, Suiza, República Checa, Benelux, Austria).

Empresas que forman el grupo:

  • Core Development & Estrategia: Loxone Electronics GmbH
  • Centros de competencia:
    • Loxone Smart Engineering GmbH (software y hardware)
    • Baudisch Electronic GmbH (video portero y accesos)
    • Loxone Lighting GmbH (hardware y software en iluminación)
    • Loxone Multimedia GmbH (soluciones de audio)
    • Loxone Lighthouse GmbH (consultoría de negocios)
    • Eworx Network & Internet GmbH (soluciones IT y software marketing)

Loxone crea un pulsador táctil que aúna control, diseño y discreción

27 marzo, 2018

Para cualquier estancia y distintas superficies del hogar

A través de sus cinco puntos de contacto permite controlar luces, persianas y música desde zonas como la encimera de una cocina, la mesa de la sala de esta o la pared de un baño

Barcelona, marzo de 2018.- La empresa tecnológica Loxone ha ideado un pulsador que se vuelve invisible en el hogar. Se trata del Touch Surface, un dispositivo táctil que se enmarca dentro del concepto de Smart Home para hacer más fácil y cómodo el control de las estancias.

El pulsador Touch Surface se integra en diferentes superficies convirtiéndolas así en táctiles y permitiendo controlar las principales funciones de una casa inteligente, como son las luces, las persianas y el audio a través de cinco puntos de contacto configurables según las necesidades de cada zona. Desde el pulsador es posible encender y apagar luces, subir y bajar persianas, así como controlar el volumen de la música. La peculiaridad de este pulsador táctil es que se puede instalar en superficies de piedra, madera, cerámica o vidrio, como la encimera de la cocina, la mesa de la sala de estar, la pared de un baño o en el borde de la piscina, entre otros, para poder tener un rápido acceso al control de cada zona.

Puntos de contacto y activación del pulsador

Para controlar cada aspecto del hogar, Loxone recomienda seguir su estándar de pulsadores para asignar las funciones a cada punto de contacto. De este modo, la zona principal del centro del pulsador corresponderá a los ambientes de iluminación, dos de las esquinas del pulsador al sombreado y las otras dos al audio.

En paralelo, y según la superficie donde se instale el pulsador Touch Surface, como en la encimera de la cocina, puede no ser necesario que el dispositivo esté siempre activo para poder dejar así, por ejemplo, objetos encima sin que se encienda el pulsador de forma involuntaria. Se podrá configurar entonces para que se active dejando unos segundos la mano encima o con un movimiento en concreto, tras lo cual volverá a bloquearse de forma automática. Al mismo tiempo, el pulsador de activación podrá usarse también para realizar funciones adicionales como desactivar un extractor.

Acerca de –

La empresa Loxone se fundó en 2009 para revolucionar el mercado de la Smart Home con su potente Miniserver. Actualmente ya es uno de los líderes en esta tecnología y proporciona a sus usuarios una solución domótica completa e integrada, totalmente preparada para el presente y el futuro. El grupo, con más de 260 empleados, se divide en tres partes: organización de los mercados, estrategia y desarrollo y centros de competencia. Loxone es una de las empresas con más rápido crecimiento de la industria Smart Home.

La sede central del grupo es Loxone Electronics GmbH y se encuentra en Kollerschlag, Austria. Thomas Moser y Martin Öller son los fundadores propietarios de la empresa. En la sede se desarrollan las bases de producto y estrategia de la Smart Home de Loxone.

La organización se expande a través de sucursales en nueve países donde incorporan equipos de ventas y soporte referente a Loxone Smart Home (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España, Italia, Suiza, República Checa, Benelux, Austria).

Empresas que forman el grupo:

  • Core Development & Estrategia: Loxone Electronics GmbH
  • Centros de competencia:
    • Loxone Smart Engineering GmbH (software y hardware)
    • Baudisch Electronic GmbH (video portero y accesos)
    • Loxone Lighting GmbH (hardware y software en iluminación)
    • Loxone Multimedia GmbH (soluciones de audio)
    • Loxone Lighthouse GmbH (consultoría de negocios)
    • Eworx Network & Internet GmbH (soluciones IT y software marketing)

Cómo olvidarnos de las persianas y protegernos del frío

8 noviembre, 2017

 

  • La tecnología juega un papel importante en términos de protección y ahorro de energía frente al frío en el hogar
  • Las persianas pueden subir o bajar de forma automática según la hora del día, el tiempo que haga o para hacer ver que la casa está habitada

Barcelona, noviembre de 2017.- Salimos de casa por la mañana y fuera aún está oscuro. La mitad de las veces no nos acordamos de subir las persianas y cuando llegamos al mediodía hemos desaprovechado una gran cantidad energía que nos hubiera ayudado a complementar la calefacción.

Para evitar que ello nos ocurra y poder aprovechar la energía del Sol surgen iniciativas que  optimizan el gasto en calefacción y que hacen que nos olvidemos de las persianas. Desde la compañía Loxone explican que convirtiendo nuestro hogar en una Smart Home (casa inteligente) podemos lograrlo. Por ejemplo, las persianas suben de forma automática cuando amanece, pudiendo elegir que suban todas las de casa menos las de los dormitorios si así lo desea el usuario, y durante el día se quedan arriba facilitando que los rayos del sol ayuden a calentar la estancia. Programar dichas funciones es sencillo y pueden aplicarse infinitas funciones, como que se bajan las persianas a cierta hora para ayudar a la privacidad del interior del hogar o que mientras no estemos en casa continúen funcionando como si la casa estuviera habitada y complementar así al sistema de seguridad.

Otra de las funciones destacadas que podemos tener en una smart home está relacionada con el tiempo que haga en el exterior. Si llueve, las persianas bajarán de forma automática gracias a un sensor de lluvia que podemos tener en casa y los toldos se cerrarán si se prevé viento a través del servicio meteorológico.

Para controlar estas funciones, aunque el usuario se olvida porque todos los movimientos se realizan de forma automática, si en algún momento se desea controlar manualmente la persiana siempre tendremos la opción de hacerlo a través de un pulsador en la habitación la app del sistema en el móvil o mediante una tablet.

Acerca de –

La empresa Loxone se fundó en 2009 para revolucionar el mercado de la Smart Home con su potente Miniserver. Actualmente ya es uno de los líderes en esta tecnología y proporciona a sus usuarios una solución domótica completa e integrada, totalmente preparada para el presente y el futuro. El grupo, con más de 250 empleados, se divide en tres partes: organización de los mercados, estrategia y desarrollo y centros de competencia. Loxone es una de las empresas con más rápido crecimiento de la industria Smart Home.

La sede central del grupo es Loxone Electronics GmbH y se encuentra en Kollerschlag, Austria. Thomas Moser y Martin Öller son los fundadores propietarios de la empresa que ahora tiene un total de 90 trabajadores. En la sede se desarrollan las bases de producto y estrategia de la Smart Home de Loxone.

La organización se expande a través de sucursales en nueve países donde incorporan equipos de ventas y soporte referente a Loxone Smart Home. Más de 250 empleados por todo el mundo.

 


Cómo ahorrar en uno de los gastos más caros del hogar

7 septiembre, 2017

 

La cocina a 20ºC, el comedor a 22ºC y el dormitorio a 19ºC. Los expertos de la compañía Loxone aseguran que la clave para controlar el gasto, a la vez que aumentamos el confort en el hogar, reside en la zonificación de la calefacción por horas

Gestionar y controlar su uso es clave no solo para ahorrar dinero y aumentar el bienestar en el hogar, sino también en términos de eficiencia energética para hacer un consumo óptimo. Desde Loxone, empresa tecnológica focalizada en la industria de la Smart Home, afirman que debemos zonificar la calefacción en cada habitación de nuestro hogar y realizarlo según horarios, independientemente del sistema que haya instalado (radiador, aire, suelo radiante…). De este modo, la vivienda se separa por zonas en función de la actividad y momento del día. Por ejemplo, podemos tener la cocina a 20ºC mientras que el comedor está a 22ºC y el dormitorio a 19ºC.

“Tenemos que adaptar nuestro entorno a nuestros hábitos para así reducir los costes que generamos en el entorno familiar”, explica Meritxell Esquius, Responsable de Marketing en Loxone. Aumentar la temperatura del baño solo por la mañana y por la noche, apagar la calefacción de las habitaciones que no se usan o integrarla con los sistemas de ventilación para ser aún más eficientes son algunas de las propuestas que se pueden aplicar para reducir los gastos en calefacción.

Consumo óptimo de la calefacción en la Smart Home

La solución de la compañía Loxone está diseñada para operar de forma automática según los hábitos definidos por el propietario respecto a la temperatura. Los horarios o la detección de presencia en la habitación influyen al mismo tiempo en el comportamiento de la casa, haciendo que el sistema se adapte a las necesidades de cada momento.

La capacidad por parte de la solución de aprender la inercia del sistema de climatización permite optimizar su funcionamiento: sabe cuándo debe activar la calefacción para que a la hora específica la temperatura sea la correcta. Además, se puede añadir la información que proporciona el Servicio Meteorológico, preparando así  la casa según la previsión. Aun así, en cualquier momento se puede modificar manualmente si se requiere de más o menos temperatura a través de su app desde un smartphone, tablet u ordenador.

Entre las funciones más destacadas de la Smart Home de Loxone se encuentran el control remoto (app móvil u ordenador), la protección antihielo (temperatura configurada para proteger la casa si hay riesgo de heladas), el temporizador (en caso de tener que calentar una habitación más rápido) o la detección de presencia (mientras se está en una habitación, la temperatura se mantiene, sea cuál sea su horario de programación automático).

Acerca de –

La empresa Loxone se fundó en 2009 para revolucionar el mercado de la Smart Home con su potente Miniserver. Actualmente ya es uno de los líderes en esta tecnología y proporciona a sus usuarios una solución domótica completa e integrada, totalmente preparada para el presente y el futuro. El grupo, con más de 250 empleados, se divide en tres partes: organización de los mercados, estrategia y desarrollo y centros de competencia. Loxone es una de las empresas con más rápido crecimiento de la industria Smart Home.

La sede central del grupo es Loxone Electronics GmbH y se encuentra en Kollerschlag, Austria. Thomas Moser y Martin Öller son los fundadores propietarios de la empresa que ahora tiene un total de 90 trabajadores. En la sede se desarrollan las bases de producto y estrategia de la Smart Home de Loxone.

La organización se expande a través de sucursales en nueve países donde incorporan equipos de ventas y soporte referente a Loxone Smart Home. Más de 250 empleados por todo el mundo.