La demanda de vivienda cae un 13% entre mayo y junio

10 julio, 2020

El sector inmobiliario volverá a sufrir las consecuencias de la crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19. Según datos de Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras y fundador de Red Expertos Inmobiliarios, en los meses de mayo y junio la demanda ha caído un 13% respecto al mismo periodo del año anterior. No obstante, aclara, nos encontramos ante una demanda embalsada de los tres meses de confinamiento. “La demanda de compraventa está previsto que baje severamente a partir del mes de agosto”. El consultor cree que el impacto real de la crisis en la vivienda se empezará a notar una vez acabe el verano.

Las viviendas más buscadas actualmente son pisos bajos con jardín, áticos con terraza o pisos y casas en pueblos cercanos a las ciudades. Y en cuanto a la oferta existente, está resistiendo mejor la obra nueva que la vivienda de segunda mano, ya que para la primera se encuentra financiación más fácilmente.

Otro dato a tener en cuenta que deja esta pandemia es el cambio que se ha detectado entre la demanda del alquiler por parte de los más jóvenes, y que alcanza el 19%, frente al 14% del año anterior. En opinión de Molet, “esto se debe a que se sienten y están menos seguros laboralmente”. De todas formas, advierte, este dato podría estar desvirtuado porque se está disparando el alquiler vacacional debido a un posible cierre de fronteras. Y esta incertidumbre también está haciendo que la inversión extranjera se haya frenado en seco.

En lo que se refiere a los precios, los propietarios se resisten (como siempre) a bajarlos, pero ya se puede observar una caída del 3% a nivel nacional en el primer semestre de este año. “Las bajadas de precios en el sector inmobiliario, igual que las subidas, son lentas y mantenidas en un largo espacio de tiempo. Los pisos suben o bajan muy lentamente a lo largo de varios meses, incluso años, así que aún queda un tiempo para ver cómo evolucionará el mercado frente a esta crisis. Cualquier previsión puede cambiar en función de cómo sea la crisis económica y su posterior recuperación”, concluye Molet.


La caída en el precio y en las ventas de vivienda será constante, lenta y de larga duración

16 junio, 2020

Muchas inmobiliarias han estado y están en ERTE por fuerza mayor debido a la crisis del coronavirus. Las agencias inmobiliarias volvieron a la actividad tras el cierre como consecuencia de la COVID-19 el pasado 4 de mayo, y una semana después, el día 11, el 70% de ellas ya estaban en funcionamiento. Según explica Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras y fundador de Red Expertos Inmobiliarios, esas dos primeras semanas de mayo muchos de los propietarios que quieren vender su vivienda se mostraron reacios a recibir visitas de interesados en comprarla, y las pocas que se hicieron fue con las viviendas vacías. “Aquellas fueron dos semanas sin ventas, algo que en nuestra agencia no había ocurrido nunca”. 

Eduardo Molet

A partir de la tercera semana, con menos temores de los propietarios y una demanda embalsada de 3 meses, el mercado se ha reactivado notablemente. “Un rebote que estamos viviendo todavía, pero, a corto y medio plazo, está previsto que se inicie una bajada del número de operaciones de compraventa y de precios, bajada que en el sector inmobiliario es constante, lenta y de larga duración”. Según previsiones de Molet, los precios bajarán más de un 15% y el número de operaciones un 28%.

Respecto al mercado de alquiler, las comunidades autónomas se han visto desbordadas por las solicitudes de ayudas para poder pagar la renta. Por ejemplo, la Generalitat de Cataluña aplicó unas ayudas el día 18 de mayo y 14 días después ha tenido que congelar las solicitudes por estar desbordados y, sobre todo, por no tener presupuesto. “Haga lo que haga el gobierno se va a producir una cadena de impagos de alquiler. Ni las autonomías ni el gobierno central son conscientes de la magnitud de la ola que se nos viene encima”, advierte Eduardo Molet, que opina que las medidas que tomen deben tener en cuenta que los grandes tenedores del parque empresarial solo suponen un 8%, y que el 92% de todas las viviendas de alquiler de España pertenece a pequeños propietarios, y la supervivencia económica de muchos de ellos depende del cobro de la renta”. 

Más información en:

http://www.eduardomolet.com

http://www.blog.eduardomolet.com/


Así han vuelto a la actividad las inmobiliarias

6 mayo, 2020

“Hemos implementado medidas de prevención y formación para los empleados con el fin de reanudar la actividad con todas las garantías, aunque seguimos priorizando el teletrabajo”. En la agencia de Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras y fundador de Red Expertos Inmobiliarios, ya han vuelto a la actividad siguiendo el plan de desescalada aprobado por el Gobierno. Se han establecido turnos en las oficinas, donde se han instalado mamparas de plástico para separar clientes y trabajadores, además del uso de gel, guantes y mascarillas. Y en cuanto a las visitas físicas, solo se realizarán si son imprescindibles, y en este caso con equipos de protección.

Respecto a la actividad con la que vuelven a la carga, “de momento tenemos muchas visitas para valorar pisos de personas mayores que quieren vender la nuda propiedad, y 78 posibles compradores”. Este dato no se acerca ni a lo mitad del número de visitas que se tuvieron que anular cuando estalló la crisis y se decretó el estado de alarma. “Tuvimos que cancelar 187 visitas de clientes que querían comprar”. 

No obstante, y a pesar del descalabro que ha supuesto para el sector la pandemia, Eduardo Molet cree que, poco a poco y con las medidas adecuadas, se saldrá de la crisis y se recuperará el pulso del sector. “En estos días de confinamiento, se han recibido muchas peticiones de interesados en dos productos inmobiliarios que funcionarán muy bien en estos primeros meses de ‘nueva normalidad’: la vivienda de lujo y la nuda propiedad”.

Cómo afecta al COVID-19 al mercado inmobiliario

La previsión que maneja Eduardo Molet es que cerrarán más del 25% de las agencias inmobiliarias, aunque con las políticas de estímulo adecuadas del Gobierno y del Banco Central Europeo, la salida de la crisis se acelerará y la reactivación de la economía se iniciará al comenzar 2021.

Respecto a los precios de la vivienda, Molet apunta hacia una caída del 15%, y el número de transacciones podría reducirse un 28%. Aun así, la previsión es que haya una recuperación mejor de la esperada. “Muchos inversores apostarán por el ladrillo, a lo que habrá que sumar los tipos de interés a cero y las posibles medidas fiscales que se vayan tomando a lo largo de los próximos meses”, concluye Eduardo Molet.

Más información en:

http://www.eduardomolet.com


El 25% de las agencias inmobiliarias cerrarán por la crisis del coronavirus

20 abril, 2020

Pocos sectores saben más de crisis que el sector inmobiliario, que sufrió como ningún otro en la larga crisis iniciada en 2008. Pero ahora todo es diferente, ya que el origen de esta brutal crisis es otro, una pandemia. El responsable no es el sistema o las oscilaciones del mercado, el origen no está en la oferta o la demanda, en el ámbito financiero o hipotecaria, ni en el petróleo o en una crisis cíclica. Es producida por un coronavirus, es decir, estamos ante una crisis inédita y peor que la de hace una década, y por ello no se puede evaluar su magnitud y cualquier previsión puede quedarse corta. La incertidumbre es extrema, nunca vista.

Partiendo de este punto y sabiendo que aún es muy pronto para hacer una previsión de cómo va a afectar la COVID-19 al sector inmobiliario, sí que es cierto que, si las políticas de estímulo acompañan, la recuperación podría ser más rápida de lo esperado, y esto lo sabemos por experiencias pasadas. No obstante, según el consultor inmobiliario Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras y fundador de Red Expertos Inmobiliarios, “por el camino se habrán quedado muchos negocios”. Molet cree que muchas agencias inmobiliarias no podrán aguantar. “Cerrará más del 25%. El escenario devastador que se presenta para muchas empresas es una bajada brutal de la facturación, por lo que numerosas pymes presentarán el cierre a corto y medio plazo, ya que no facturarán ni tendrán liquidez. En cambio, los bancos no sufrirán tanto al no ser una crisis de solvencia”. Por eso, explica Molet, es muy importante la velocidad de la respuesta europea, de su Banco Central y de nuestro Gobierno. “Si se responde, la salida de la crisis se acelerará y la reactivación de la economía se iniciará al comenzar 2021.

En estos momentos, en el sector inmobiliario, las ventas, como toda actividad no esencial, se han paralizado y en el mejor de los casos así será hasta septiembre. Esto implica que los precios de la vivienda es posible que caigan considerablemente. El consultor apunta una caída del 15%, y respecto al número de transacciones, en el mejor de los casos se reducirán un 28%. “Hacer previsiones es muy complicado debido a la situación actual: la fecha para que la situación se normalice, parece cada vez más lejana. Tampoco se sabe nada de ayudas europeas a España, de políticas fiscales en este y otros terrenos. Y a esto hay que sumar la vulnerabilidad de España por su fuerte dependencia del turismo, y las recientes previsiones del FMI. Son demasiadas variables, pero la caída será contundente. Otra cosa distinta será la velocidad de la recuperación”.

¿Qué pasará una vez se reactive la economía? La previsión es que se recupere mejor de lo esperado. “Si los productos financieros se mantienen a la baja y la bolsa mantiene caídas del 30%, muchos inversores apostarán por el ladrillo”. A esto hay que sumar los tipos de interés a cero y las posibles medidas fiscales que se vayan tomando a lo largo de los próximos meses, y que podrían ayudar a esa recuperación una vez pasada esta tragedia. “Habrá mucha inversión en vivienda de lujo”, concluye Eduardo Molet.

Más información en:

http://www.eduardomolet.com

http://www.blog.eduardomolet.com/