Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante y Sevilla, las ciudades con más anuncios falsos

24 mayo, 2019

Delitos informáticos, ciberdelitos, fraudes cibernéticos… Numerosas son las denominaciones que hacen referencia a los actos delictivos cometidos a través de la red y es que éstos han crecido en España de forma alarmante en los últimos años, convirtiéndose en uno de los riesgos más temidos por las familias, las empresas y hasta los gobiernos.

El Observatorio Español de Delitos Informáticos en su último estudio determinó que en nuestro país se produjeron 60.511 fraudes o engaños informáticos en 2017, una tendencia que parece ir aumentando cada ejercicio. Este tipo de ciberdelitos suponen más del 70% de los delitos informáticos que se producen en España cada año.

Tal es la situación que organismos nacionales e internacionales ya han dado la voz de alarma y han decidido poner de manifiesto en sus informes anuales la relevancia de estos actos delictivos, promoviendo la participación ciudadana y de las propias empresas para combatirlos.

En este último caso, los portales de anuncios deben prestar especial atención, ya que tienen un alto volumen de usuarios que cada día publican miles de anuncios en Internet. Desde Tablondeanuncios.com estiman que en España se publican mensualmente unos 600.000 anuncios (ofertas de empleo, anuncios de compraventa, etc.).

“Garantizar la fiabilidad del contenido de las publicaciones supone una ardua tarea de detección y eliminación del contenido falso o poco fiable. No obstante, con una adecuada gestión del contenido mediante el uso de filtros creados con la gestión del big data e inteligencia artificial y la revisión manual realizada por editores con un alto nivel de formación, se consigue que apenas un muy pequeño porcentaje de los anuncios que finalmente llega a publicarse sea falso”, explica Rafael López, fundador de Tablondeanuncios.com 

Esto se refleja en el estudio realizado por el portal especializado en segunda mano y oferta de empleo, en el que se han analizado cerca de 2,5 millones de anuncios, aproximadamente el 1% del contenido que se intentó publicar no llego a ver la luz por contener algún tipo de irregularidad.

Así, de los 2.326.530 anuncios analizados, 22.800 anuncios fueron rechazados y no llegaron a publicarse en Internet; apenas 1.861 anuncios dudosos (el 0,08%) de los 2,5 millones analizados vieron la luz en Internet. Es decir, de cada 10.000 anuncios que se pretenden publicar, 100 son falsos y solo 1 consigue pasar todos los filtros y consigue publicarse en Internet. Bien es cierto que, en la mayoría de los casos, estos anuncios son finalmente detectados por los propios usuarios, denunciados y retirados en un tiempo mínimo, gracias a que siguen unos patrones analizados por Tablondeanuncios.com:

  1. En la procedencia de los emails fraudulentos destaca el uso de Gmail, utilizado por los usuarios de 7.763 anuncios, muy por encima del resto, seguido de Hotmail, Yahoo y Outlook. Estos cuatro proveedores de mensajería recogen casi el 67% de los anuncios de estafas analizados.
  2. No se aprecia ninguna temporalidad o estacionalidad, pero los grandes picos de subida se suelen corresponder con los meses de noviembre, enero y mayo, cercanos a los periodos vacacionales.
  3. En el caso de la distribución geográfica, las provincias que reúnen más anuncios de estafas son Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla y Málaga, que a su vez se corresponden con las provincias que más anuncios (no fraudulentos) tienen publicados en el portal. Sin embargo, estas provincias están seguidas por A Coruña, Baleares, Almería y Cádiz, que no son las más productivas en cuanto anuncios en general se refiere, por lo que esta posición es destacable. Estas diez provincias recogen más del 50% del total de los anuncios fraudulentos analizados.
  4. En cuanto a la densidad de población en general de los anuncios, se puede apreciar como destacan principalmente las ciudades metropolitanas y las grandes capitales de provincia, aunque destacan también pequeños núcleos que se concentran en torno a Madrid y en la costa Mediterránea.
  5. En el caso de la tipología del anuncio, las principales categorías que acumulan más anuncios de estafas son motor, empleo, ocio y negocios, que juntas reúnen más del 70% de los anuncios fraudulentos analizados. Cabe destacar el protagonismo que tiene la costa mediterránea, en especial en lo referente a los anuncios falsos en el sector inmobiliario. Los anuncios de estafas de las zonas centrales de la península (exceptuando Madrid, donde predominan los anuncios fraudulentos de empleo) son principalmente de motor.
  6. Si se concreta más aún el tipo de anuncio y analizamos las subcategorías, en cifras totales los anuncios de estafas que más se publican son de Animales y Mascotas, que a su vez representan casi el 80% de los anuncios fraudulentos de la categoría de ocio. Le siguen los anuncios de compraventa de coches, que suponen casi el 50% de los anuncios fraudulentos de motor y los anuncios de móviles, que suponen el 63% de los anuncios fraudulentos de la categoría de informática, que dentro de las categorías generales analizadas anteriormente no era una de las más recurrentes.
  7. Según el estudio realizado por Tablondeanuncios.com, más de un 25%, no tienen precio fijado o el precio es 0(gratis).
  8. En cuanto al número de fotos en el anuncio, para evitar ser detectados los anuncios carecen de fotos o proporcionan muy pocas. Más del 56% de los anuncios fraudulentos tienen una sola foto y el 41% no tienen, siendo apenas el 2% los anuncios que tienen entre dos y cuatro fotos.

“La mejor forma de evitar fraudes o engaños en internet es la información y el sentido común. Internet es segura si se conocen los riesgos y se actúa con precaución. Por ello y para que los usuarios estén bien informados, en Tablondeanuncios.com mantenemos completamente actualizada información con los casos típicos y novedades en cuanto a clases de anuncios falsos que se publican en Internet”, afirma Rafael López.


Property Buyers by SomRIE, presente en la nueva edición del SIMA 2019

21 mayo, 2019

Property Buyers by SomRIE, empresa especializada en el servicio de personal shopper inmobiliario, estará presente como expositor en la nueva edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA 2019), siendo la única compañía participante centrada exclusivamente en defender los intereses tanto de los compradores como de los inversores.

 

A lo largo de sus más de treinta ediciones, SIMA se ha convertido en el certamen inmobiliario más influyente de cuantos se celebran en España, por lo que la presencia de Property Buyers by SomRIE está más que justificada (H2-002).

 

La cita inmobiliaria de referencia en nuestro país está dirigida tanto a profesionales como al público en general y los expositores tienen la oportunidad de contactar tanto con potenciales clientes que están contemplado la posibilidad de adquirir un inmueble como con otros que pueden necesitar sus servicios para la venta de los suyos.

 

Nuestros clientes contratan nuestros servicios para poder defender sus intereses y buscar sólo lo que ellos necesitan. A día de hoy en Property Buyers by SomRIE, hay 42 agentes repartidos en Madrid, Málaga, Sevilla, Almería, Murcia, Valencia, Tarragona, Barcelona, Girona, Navarra, País Vasco y Salamanca, que garantizan ese servicio con la mayor profesionalidad”, señala Enric Jiménez, socio fundador y presidente de Property Buyers by SomRIE.

 

Además, Property Buyers by SomRIE se erige como la única empresa participante en el SIMA que puede dar el servicio a compradores e inversores en todo el arco mediterráneo y en los puntos más calientes del país.

 

Somos la primera franquicia de personal shopper inmobiliario en España. No sólo por años de experiencia sino también por número de franquiciados con actualmente 25, siendo la única con cobertura nacional, estando en las principales plazas de inversión y con presencia internacional en México, Argentina y Brasil, lo que nos permite apoyo entre todos y no perder clientes al poder referirlos a otros franquiciados en un ambiente muy colaborativo”, mantiene Enric Jiménez, socio fundador y presidente de Property Buyers by SomRIE.


IDI alcanza un crecimiento superior al 60% en el primer semestre con su dispositivo para ahorrar agua

24 julio, 2018
  • La empresa creada por los fontaneros valencianos Rafael Rodrigo y Francisco Pelegero para comercializar su invento Smartwater® aumenta su facturación en los primeros seis meses de este año.
  • Smartwater® es un sistema que evita el desperdicio de agua cuando se espera a que salga caliente. Permite ahorrar hasta 500 euros en agua y energía al año

 

IDI aumenta su facturación en más de 60% en el primer semestre. La empresa fue puesta en marcha por los fontaneros valencianos Rafael Rodrigo y Francisco Pelegero para comercializar su invento Smartwater®. Se trata de un dispositivo que permite ahorrar hasta un 40% de agua y un 33% en energía lo que supone hasta 500 euros al año. El sistema está teniendo una excelente acogida lo que les ha llevado a dar el salto internacional y ampliar mercado en países como México, Chile, Argentina, Estados Unidos y Francia entre otros.

 

Rafael Rodrigo y Francisco Pelegero desarrollaron el sistema al comprobar, en su día a día, el malgasto de agua que se realizaba tanto en empresas como en hogares a la hora de esperar a que el agua salga caliente. En el breve tiempo (1 a 2 minutos) que se tarda hasta que llega el agua caliente, se derrochan hasta 20 litros de agua cada vez, además de la energía. Rodrigo y Pelegero trabajaron en el invento durante 15 años y realizaron una inversión de alrededor de 500.000 euros. Desde su comercialización, Smartwater® está teniendo una gran acogida y ya se ha instalado en varias empresas, 4 pabellones y piscinas municipales y más de 100 hogares. La previsión para el segundo semestre es de unas 4.000 unidades.

 

La inversión en Smartwater® se amortiza en, aproximadamente, dos años si se trata de uso doméstico y se reduce a menos de seis meses, si se trata de un comercio. El sistema impide el malgasto de agua hasta que salga caliente al almacenar el agua que sale fría antes. El equipo no consume energía eléctrica y se instala sin necesidad de obras. El sistema está avalado por un informe técnico de la Universitat Politècnica de València. El ahorro que constata este informe es del 40,6% del consumo de agua total y un ahorro energético del 33.8%. Al mismo tiempo, reduce las emisiones de CO2 hasta un 34,8%.

 

Acerca de Ecoidi – Smartwater: http://www.ecoidi.com


Cinco razones por las que sigue haciendo falta ahorrar agua

17 julio, 2018

Las lluvias en España aumentaron de octubre a junio en un 15%. La producción hidráulica casi se dobla en la primera mitad de 2018 respecto al mismo periodo del año anterior. El verano se ha hecho de esperar y, en algunos sitios, parece que no ha llegado. Sin embargo, esto no quiere decir que no falte agua. En muchas zonas la situación sigue siendo crítica y es necesaria una concienciación con respecto al consumo de agua

 

En los últimos meses se ha registrado una gran cantidad de lluvias. De hecho, recientemente la AEMET señaló que el mes de junio ha sido en su conjunto muy húmedo, ya que ha llovido 50 litros por metro cuadrado, lo que representa un 61 por ciento por encima del valor normal, que son 31 litros por metro cuadrado. La percepción es que ha estado lloviendo muchísimo y que el verano se “ha hecho de rogar”. Sin embargo, tal y como se destaca desde IDI, compañía que ha desarrollado el dispositivo para ahorrar agua Smartwater®, la necesidad de agua en España sigue existiendo y es necesario tomar conciencia de esto y reducir el consumo de agua. Desde Smartwater® se detallan cinco razones por las que sigue siendo muy necesario ahorrar agua.

 

Sigue habiendo sequía, sobre todo en determinadas zonas

Pese a lo que pueda parecer, no ha llovido lo necesario y, menos, en todas las zonas de España. Si bien las lluvias acumuladas han sido por encima de lo normal en casi toda la Península, de octubre a junio ha llovido por debajo de lo normal, por debajo del 75 por ciento, en el sur de las islas Canarias de mayor relieve y Fuerteventura, en el levante peninsular en puntos de Murcia y Almería, en el litoral de Valencia, Castellón y Tarragona y en el noreste de la provincia de Gerona. Incluso, el mes de junio fue seco en una zona entre Extremadura y Castilla-La Mancha, en el litoral de Málaga y Granada, y en algunas zonas de Cataluña. Y ha sido muy seco en el norte de Tarragona y en el sur de Lérida.

 

Por concienciación con el medio ambiente

Está claro que el agua es un bien preciado y de primera necesidad. Por eso, tal y como se destaca desde Smartwater®, es vital tener la concienciación de esto y tener siempre presente que el agua es algo que hay que preservar y no malgastar. “El agua es vida”, como se dice, es necesaria para vivir, para la agricultura, ganadería, en definitiva, para subsistir. De hecho, recientemente se publicaba que el verdadero problema es que existe un déficit estructural de agua. Las actividades más intensivas en las que se utiliza el agua, como la agricultura, el turismo o la generación de energía hidroeléctrica, se sitúan justo en las áreas en las que escasea este recurso, como es la franja mediterránea, la cuenca del Segura y la cuenca del Guadalquivir.

 

Por ahorro en la factura

Está claro que, si se ahorra agua, se ahorra en la factura. De hecho, según datos de Smartwater® existen una serie de gestos diarios que hacen derrochar más de 20.000 litros por persona al año. Cambiar esas costumbres y ahorrar en el consumo de agua, podría hacer que se reduzca la factura. Por ejemplo, al lavarse los dientes, si se usara un vaso para el enjuague, se gastaría poco más de medio vaso de agua, entre 150 y 200 ml aproximadamente. Pero, al utilizar el grifo y dejar el agua salir, se dejan correr unos 6 vasos de agua, 1,2 litro aproximadamente.

 

Solidaridad social

Del mismo modo, y en la línea con la segunda razón, el ahorro de agua es una cuestión de solidaridad social. Tal y como afirman desde Smartwater®, malgastar un bien que a otros les falta sería una falta de respeto. Además, esa falta de solidaridad, implica un incremento a todos del coste del tratamiento del agua para el abastecimiento y también el del tratamiento de residuales ya que se vertería agua innecesaria.

 

Por responsabilidad social

Por último, hay que tener en cuenta al resto de la sociedad y por responsabilidad es necesario hacer un consumo responsable del agua. Aumentar sin necesidad el consumo de este recurso lleva a la necesidad de invertir más recursos en infraestructuras para el transporte y procesado del agua y, al mismo tiempo, aumenta el consumo de energía con el consecuente aumento en las emisiones de CO2.

 

La compañía valenciana IDI ha desarrollado el sistema Smartwater®, que ayuda a evitar el desperdicio de agua en el momento en el que se espera a que salga caliente. El invento, desarrollado por los fontaneros Rafael Rodrigo y Francisco Pelegero, permite ahorrar más de 20.500 litros por persona al año, hasta un 40% del consumo de agua. El sistema está avalado por un informe técnico de la Universitat Politècnica de València. El ahorro que constata este informe es del 40,6% del consumo de agua total y un ahorro energético de alrededor de un 33.8%. Al mismo tiempo, reduce las emisiones de CO2 de la vivienda hasta un 34,8%.

 

Acerca de Ecoidi – Smartwater: http://www.ecoidi.com


¿Cómo ahorrar en la factura de la luz y el gas? Reduciendo el consumo de agua

12 junio, 2018

En España ha subido la electricidad desde 2007 un 63% y el gas casi un 50%. El coste para los hogares españoles es cada vez más difícil de asumir. Tal y como se destaca desde IDI, compañía que ha desarrollado el dispositivo Smartwater®, una opción que permite reducir las facturas de luz y gas, es disminuir el consumo de agua. Además, un uso racional del agua no solo permitirá bajar el gasto, también es algo que debe realizarse por responsabilidad con el medio ambiente y por el compromiso con las generaciones futuras. Según la Fundación Aquae, 2.100 millones de personas no tienen acceso a servicios de suministro de agua potable segura. Esta cifra se podría duplicar en 2050, ya que la degradación de los suelos, los ríos, los lagos y la cubierta vegetal empeoran la situación. En este contexto, Smartwater®, detalla una serie de consejos para reducir la factura de suministros del hogar a través del agua.

 

Datos publicados estiman que el consumo medio de los hogares es de 139 litros por persona y día. Este consumo se puede reducir con pequeños cambios en los hábitos.

 

Cerrar el grifo cuando no se esté utilizando

Parece algo obvio, pero en ocasiones se olvida o por costumbre, se sigue haciendo. Son muchos los usuarios que, a la hora de utilizar el agua, lo primero que hacen es dejar abierto el grifo, mientras hacen otras tareas. Y es que se desconoce que un grifo abierto vierte de 5 a 8 litros de agua al minuto.

 

No entretenerse en la ducha: cada minuto cuenta

Es cierto que muchas veces apetece alargar la ducha y relajarse. Sin embargo, es un hábito que puede suponer un alto consumo de agua. De hecho, según destaca Smartwater® cada minuto de más equivale a 10 litros de agua.

 

Mantener los grifos en buen estado

Esos grifos olvidados y antiguos pueden ser un foco de gasto de agua. Así, un grifo que gotea puede desperdiciar más de 30 litros al día, que es la misma cantidad de agua que necesitan para beber 15 personas en un día. Por esto, es primordial realizar un correcto mantenimiento de toda la grifería de la casa.

 

Instalar dispositivos de ahorro

Otra opción que, en un breve tiempo, se amortiza es la de instalar dispositivos que permitan un ahorro del consumo de agua. Por ejemplo, si se instalan grifos ecológicos, reductores de caudal, aireadores u otros dispositivos de este tipo, se podrá reducir considerablemente el volumen del agua que sale por el grifo.

 

IDI ha desarrollado el sistema Smartwater®, que ayuda a evitar este desperdicio de agua en el momento en el que se espera a que salga caliente. El invento, desarrollado por los fontaneros Rafael Rodrigo y Francisco Pelegero, permite ahorrar más de 20.500 litros por persona al año, hasta un 40% del consumo de agua. El sistema está avalado por un informe técnico de la Universitat Politècnica de València. El ahorro que constata este informe es del 40,6% del consumo de agua total y un ahorro energético de alrededor de un 33.8%. Al mismo tiempo, reduce las emisiones de CO2 de la vivienda hasta un 34,8%.

 

Acerca de Ecoidi – Smartwater: http://www.ecoidi.com


Cuatro gestos diarios que nos hacen derrochar más de 20.000 litros de agua al año

15 mayo, 2018

Lavarse los dientes, esperar a que salga agua caliente… son rutinas diarias que todos realizamos y que, de forma inconsciente, hacen que malgastemos una gran cantidad de agua y, por tanto, se incremente el coste. Desde Smartwater se dan las claves para que esos gestos no pasen factura

 

“Agua es vida”, de eso, no cabe duda. Sin embargo, el progreso del ser humano ha llevado a un cambio climático, a la extinción de los recursos, lo que ha propiciado menos lluvias y menos bosques. En consecuencia, menos agua… menos vida. A pesar de los últimos datos, el agua sigue siendo un bien escaso en muchas zonas por lo que, tal y como se afirma desde IDI, compañía que ha desarrollado el dispositivo Smartwater®, es de vital importancia aprovecharla y no desperdiciarla. En nuestra vida cotidiana llevamos a cabo una serie de gestos que hacen que malgastemos agua y, que, por tanto, se incremente el coste que pagamos por ella. Smartwater® analiza cuáles son esas rutinas y cómo es posible modificarlas para evitar ese malgasto.

 

Lavarse los dientes

Diariamente en nuestras casas, de manera inconsciente desperdiciamos agua de muchas maneras: al asearnos, en las cisternas, al fregar los platos, en las duchas, en el riego de nuestras plantas y un bastante largo etc. Uno de los casos más comunes es del lavarse los dientes. Por ejemplo, si se usara un vaso para el enjuague, se gastaría poco más de medio vaso de agua, entre 150 y 200 ml aproximadamente. Sin embargo, “al usar el grifo, y aunque solo sea durante los dos minutos de media que se emplean en el lavado, se dejan correr unos 6 vasos de agua, o sea el desperdicio es de al menos 5 vasos, 1,2 litro aproximadamente”, alertan desde IDI. Si se considera una vivienda con 3 personas y dos cepillados diarios, hablamos de que el desperdicio es de unos 2.600 litros de agua al año.

 

Lavarse las manos

Por otro lado, otro de los gestos rutinarios que hacen que se gaste mucha agua es la hora de lavarse las manos. Lo más normal es que no se cierre el grifo mientras se enjabonan las manos, para, después, enjuagarse. En este breve momento, se deja correr por el sumidero de media 0,5 litros de agua sin utilizar. Sin duda, lavarse las manos es una acción que se repite muchas veces a lo largo del día, especialmente si tienen niños y, aunque, no se pueda contar con una estadística razonable sobre este gesto, es fácil intuir que son miles los litros de agua desperdiciados a lo largo del año.

 

El uso de la cisterna

La cisterna también es fuente de gran desperdicio de agua pues están diseñadas según la estética de la abundancia en una época en que no se pensaba en las restricciones ni al uso responsable. Si se tiene en cuenta que la mayoría de las utilizaciones se debe a residuos líquidos, con apenas un litros y medio bastaría para eliminarlos. Sin embargo, las cisternas tienen una capacidad pensada para los residuos sólidos y aunque la mayoría ya cuenta con dos alternativas de uso, se siguen utilizando de media 1,5 litros en exceso con los residuos líquidos. “Con solo 4 usos diarios en estas condiciones, se llega fácilmente a otros 2.000 litros de agua desperdiciada anualmente por una vivienda” destacan desde IDI.

 

Esperar a que salga el agua caliente

Sin duda una de las acciones en las que el desperdicio es particularmente grande es el momento de usar el agua caliente. “Estamos tan acostumbrados con el gesto que ni siquiera nos damos cuenta, pero cada vez que necesitamos agua caliente, abrimos el grifo o la ducha y tenemos que dejar fluir toda el agua fría que se encuentra en la tubería hasta que llegue el agua caliente”. Esto se hace de forma mecánica y no se es consciente de que en esos pocos instantes en los que se espera la llegada del agua a la temperatura adecuada, se está tirando por el sumidero una media de 12 litros de agua potable. Esto, sin contar que, si en ese tiempo nos ponemos a hacer alguna cosa o suena el teléfono o tenemos algún otro “despiste” empezaremos a tirar también agua caliente aumentando el desperdicio de agua y de energía. Esta agua que tiramos en estos momentos es tal, que representa el 40% del agua consumida diariamente por una persona.

Este también es un desperdicio de los más difíciles de controlar y minimizar pues es inevitable que exista una cierta distancia entre el punto donde se calienta el agua, sea cual sea el método, y los puntos de utilización del agua caliente (lavabos, pilas, duchas, etc.).

 

IDI ha desarrollado un sistema, Smartwater®, que ayuda a evitar este desperdicio de agua en el momento en el que se espera a que salga caliente. El invento, desarrollado por los fontaneros Rafael Rodrigo y Francisco Pelegero, permite ahorrar más de 20.500 litros por persona al año, hasta un 40% del consumo de agua. IDI prevé facturar 2 millones de euros en su primer año de actividad. El sistema está avalado por un informe técnico de la Universitat Politècnica de València. El ahorro que constata este informe es de en torno al 40,6% del consumo de agua total y un ahorro energético de alrededor de un 33.8%. Al mismo tiempo, reduce las emisiones de CO2 hasta un 34,8%.

 

Acerca de Ecoidi – Smartwater: http://www.ecoidi.com


Se vende por 1,5 millones de euros la Masía del Juez Pagán originaria de siglo XVIII

29 enero, 2018

 

 

Situada en la pequeña localidad de Casinos, en la comarca del Campo del Turia, la propiedad fue considerada una de las más lujosas de la población

La finca dispone de más de 2.600 m2 construidos sobre una superficie de 10.000 m2 y destaca por sus amplios espacios e ilimitadas posibilidades de uso.

 

La provincia de Valencia suele vincularse, por norma general, con dos grandes tipos de turismo: el costero, con numerosas playas reconocidas por su calidad; y el urbano, con la amplia oferta lúdica de la ciudad de Valencia.

Sin embargo, el interior valenciano puede ser el emplazamiento ideal para practicar el turismo rural. Máxime en una propiedad singular como la presente masía.

 

La propiedad singular en cuestión se remonta al s. XVIII, época en la que se materializó la fundación de Casinos como entidad municipal independiente (1788).

 

La vivienda principal ocupa más de 2.600 m2, erigidos sobre una amplia finca de 10.000 m2. La Masía del Juez Pagán está considerada una de las más lujosas y mejor conservadas de la población, con detalles como las vigas de madera maciza canadiense. De hecho, se cree que el primer cargamento de este material que llegó a Valencia fue, precisamente, para construir esta propiedad.

 

La propiedad dispone de múltiples estancias, entre ellas 8 habitaciones, un salón y gran cocina un cuarto de baño con ducha y otro sin ducha y una gran chimenea en la estancia de abajo. Asimismo, todas las vigas de la edificación son de Mobile canadiense, esto es una prueba más de la gran resistencia y calidad de la construcción. Y es que, según historiadores, el primer cargamento de Mobile canadiense que llego a Valencia fue para la construcción de la casa, cuyo tejado está realizado en teja típica mediterránea. La finca además cuenta con un amplio jardín con grandes posibilidades, y con piscina de 12 m x 6 m sin depuradora. La propiedad  también dispone de pozo y aljibe destinado al consumo humano, electricidad y piscina.

 

Igualmente, toda la finca es reserva de caza, con muchos caminos para la práctica de la bicicleta, la equitación, senderismo, motocross, o para observación de avifauna silvestre, por citar algunos ejemplos. En la finca también se encuentra un lago de una antigua mina de arcilla, en la que se puede practicar la pesca y otra masía antigua en mal estado pero con la posibilidad de volverla a construir, situada en un enclave perfecto, ya que se encuentra prácticamente dentro del bosque.

 

Según explica Robert Menetray, fundador de la consultora Lançois Doval, “nos encontramos ante una singular propiedad, única por su historia, características y privilegiada situación, ideal para eventos y celebraciones que, unido a sus posibilidades de edificación, lo convierte en el edificio ideal para albergar un hotel rural con encanto y/o un restaurante tradicional.”

 

Situada en la pequeña localidad de Casinos, en la comarca del Campo del Turia, la propiedad que nos ocupa es conocida en la zona como la Masía del Juez Pagán. Es más, los cronistas locales han constatado que el origen de la población se remonta, precisamente, a las numerosas masías esparcidas por su término municipal actual. Con todo, mucho antes de que diferentes familias de noble linaje establecieran allí su residencia, Casinos ya había asistido a poblamientos duraderos. Tal sería el caso de los íberos, instalados en el hoy yacimiento histórico de la Torre Seca.

 

Casinos se sitúa en el extremo oeste del Campo del Turia y ello le confiere la singularidad de ser uno de los últimos municipios de la provincia en los que la mayoría de la población es mayoritariamente valenciano-hablante. Y es que, tras la campaña militar de Jaime I, las tierras que quedaban al oeste de Casinos fueron entregadas a repobladores que procedían, en su gran mayoría, del Reino de Aragón. En la actualidad, el municipio goza de óptimas conexiones, como la CV-35, que lleva a la ciudad de Valencia. Ello explica por qué la zona se ha convertido en un destino preferente para realizar escapadas rurales desde la capital valenciana.

 

Acerca de Lançois Doval: www.lancoisdoval.es

Lançois Doval es una empresa especializada en la comunicación y marketing inmobiliario, para la venta o alquiler de inmuebles, patrimonios de prestigio, inversiones inmobiliarias y empresas. Ofrece servicios integrales de comunicación especializados, adaptados a las características que precisa la venta o alquiler de activos como fincas, chalets, hoteles, casas rurales, edificios históricos, inmuebles singulares, empresas e inversiones.