Los terapeutas caninos, actores principales del bienestar de las personas

8 febrero, 2016

Animal Clan

Para la depresión, la memoria y la presión arterial

Madrid, febrero de 2016.- La práctica de terapias con animales está cada vez más extendida en la sociedad para su aplicación en diferentes ámbitos, aportando avances y mejoras desde el punto de vista físico y psicológico de las personas con problemas de salud.

Para aquellas personas que sufren depresión o tienen la autoestima baja, para motivar o fomentar el contacto físico con terceros, para mejorar la concentración o trabajar la memoria. “Los perros son los animales adecuados para dar salida a estas situaciones porque sacan lo mejor de nosotros”, apuntan desde animalCLAN. Así mismo, los terapeutas caninos también tienen su protagonismo con ancianos y niños, pues como ya se ha demostrado ayudan a gente con Alzheimer o demencia y a jóvenes que sufran autismo, trastornos del desarrollo o mentales.

Obediente, adiestrado y tranquilo

El perro ideal para terapia tiene que ser obediente, tranquilo y estar previamente adiestrado. Del mismo modo que los que se encargan de encontrar explosivos, drogas, o víctimas bajo los escombros, lograr que un perro sea perfecto para hacer terapia con humanos también requiere adiestramiento. Los responsables de animalCLAN comentan que no deben lamer ni recoger cosas del suelo a no ser por indicación de una persona. El terapeuta canino puede trabajar en hospitales donde los contagios están presentes.

¿La mejor raza?

Labrador, Golden Retriever, Galgo o Poodle son algunas de las razas más adecuadas para realizar terapias con perros, de igual forma que con el pastor alemán o suizo. Pero lo que hay que tener en cuenta es que, aun siendo los mejores no significa que lo sea por naturaleza. Todo ellos requerirán un proceso de sociabilización para poder atender a las personas que necesiten de su ayuda.

Más información – animalclan.com


Los enfermos de Alzhéimer podrán crear ‘cajas’ de recuerdos virtuales

23 noviembre, 2015

logo

 

 

 

La tecnológica Tellmebye, colabora con varias fundaciones de Alzhéimer, ayudando a familiares y enfermos de esta enfermedad y otras demencias, a asegurar y preservar todos sus recuerdos en un ‘banco de memoria’.

 La sociedad actual está cada vez más digitalizada. Tanto es así que hasta los recuerdos se almacenan de forma digital. Hoy en día ¿quién no tiene en su móvil, tablet u ordenador fotografías, vídeos o mensajes guardados? A todo esto hay que sumarle también todos los contenidos, conversaciones e imágenes que circulan en las diferentes redes sociales, pero ¿qué ocurre con toda esta información cuando alguien enferma y fallece?

 

Enfermos de Alzhéimer. Derecho al recuerdo

Las personas afectadas por esta enfermedad que todavía no han entrado en el tercer grado (cuando pierden definitivamente la memoria), podrán crear ‘cajas’ repletas de todo tipo de recuerdos virtuales.

 

Esto es posible gracias a la tecnológica de Tellmebye, pionera por su plataforma de legados digitales, que ha firmado varios acuerdos de colaboración con diferentes  fundaciones contra el Alzhéimer. El objetivo es que estas personas que padecen este tipo de enfermedades puedan  configurar su cuenta de forma gratuita con el fin de liberar sus recuerdos y utilizar la herramienta como su propio “Banco de Memoria”. Los usuarios podrán ir dejando fotografías, música, textos o recuerdos que serán liberados cuando los albaceas digitales determinen que el enfermo ha alcanzado la tercera fase más severa de la enfermedad.

 

Según explican desde Tellmebye, aunque inicialmente la plataforma se preparó como una herramienta de transferencias póstumas, se dieron cuenta de que en algunas circunstancias la entrega de contenidos debía realizarse antes, cuando los usuarios fueran diagnosticados por enfermedades terminales, demencias o Alzheimer severo. De este modo, se consigue evitar  la espera innecesaria hasta su fallecimiento para que los familiares accedan a los contenidos.

 

“Las emociones, son la parte de los recuerdos que más perduran en la memoria de las personas. Guardar fotografías o canciones que nos recuerden un lugar, persona o momento de nuestra vida, puede ayudar mucho a los enfermos de Alzheimer, evocándole a retomar esos sentimientos agradables una vez evolucionada la enfermedad. Por eso, cuando vimos la oportunidad de colaborar con las diferentes asociaciones dedicadas a este tipo de demencias y Alzheimer, no dudamos en ponernos a su disposición, ofreciendo la herramienta de forma gratuita a todos los enfermos.”, añade Carlos Jiménez Lajara, CEO de Tellmebye.

 

La plataforma se convierte así en una excelente opción, pues agrupa un conjunto de herramientas gratuitas tanto para empresas del sector como para particulares, pensadas para evitar que toda la información que genera una persona en internet se pierda.

Acerca de Tellmebye:   https://tellmebye.com/es

Tellmebye Funerarias: https://tellmebye.com/business

 

Tellmebye nace en noviembre de 2013 como la primera herramienta web pensada para aquellas personas que quieran dejar planificada la herencia de todo su legado digital y facilitar así, la entrega de documentos, mensajes, recuerdos o contenidos a familiares y/u otras personas. Desde su lanzamiento, la plataforma ha registrado más de 10.000 herencias digitales. A principios de 2015 Tellmebye inicia su expansión internacional en el mercado latinoamericano, concretamente en México.