Siete ejercicios para trabajar las emociones de tus hijos adolescentes

20 mayo, 2019

 

A menudo vemos en casa y en la escuela como niños y niñas tienen dificultades a la hora de expresar o gestionar sus emociones. Identificarlas y gestionarlas no es tarea fácil, por ello desde Youthcamp facilitan a los padres las siguientes dinámicas para fomentar la inteligencia emocional de sus hijos pequeños o adolescentes

  

La intensidad emocional varía de una persona a otra. De hecho, las personas con una intensidad emocional alta, son más pasionales y expresan sus emociones más vivamente que otras. Por ello, saber gestionarlas cuando se sienten mal, o bien están frustrados o enfadados, se convierte en un gran desafío para estas personas. Solo es cuestión de tiempo, paciencia, esfuerzo y práctica desarrollar la destreza suficiente para gestionar y controlar la inteligencia emocional.

 

Acompañar a los adolescentes en su emocionalidad

Y es que según explican desde Youthcamp, grupo de profesionales orientados al desarrollo de las habilidades personales y de liderazgo de los adolescentes, el concepto de inteligencia emocional ha ganado fuerza en los últimos años, y es que muchas de las nuevas generaciones están descubriendo los principios básicos de la inteligencia emocional y sus beneficios.

 

Asimismo, este concepto también ocupa un lugar importante en el panorama educativo de los padres. Y es que una de las cosas más importantes que se le puede enseñar a un hijo acerca de las emociones es que no son buenas o malas. Es vital saber expresarles que no necesitan juzgar las emociones, simplemente notarlas y sentirlas, para después identificarlas como cómodas o incómodas.

Por ello, desde Youthcamp nos dan las claves para realizar con nuestros hijos unas actividades y reflexiones para construir, desarrollar y mantener la inteligencia emocional.

 

  • Categorización de las emociones. Un buen ejercicio sería escribir cinco emociones básicas en notas adhesivas o en tarjetas, así como palabras que pudieran identificarse con situaciones. Posteriormente hablar con los jóvenes sobre cada emoción y dónde podrían encajar cada una de esas palabras en la categoría de situaciones.

 

  • Pregunte y reflexione con su hijo. Tómese un tiempo para hablar con su hijo y responder algunas de las siguientes preguntas: ¿cómo afectan mis estados de ánimo a mis pensamientos y toma de decisiones?; ¿cómo describiría mi estilo de comunicación y su efecto en los demás?; ¿qué rasgos en los demás me molestan y por qué?; ¿me resulta difícil admitir que estoy equivocado? ¿Por qué o por qué no?; ¿cuáles son mis puntos fuertes?; ¿cuáles son mis debilidades? Debemos pensar profundamente las respuestas, usándolas para hacer comprender a nuestro hijo sus emociones.
  • Use vocabulario emocional. Cuando un médico trata de diagnosticar un problema, él o ella le pedirá que describa el dolor que está sintiendo. Podrían pedirle que use palabras como agudo, dolorido, calambres, o sensible entre otros. Cuanto más específico sea, más fácil será para su médico diagnosticar el problema y prescribir el tratamiento adecuado. Con las emociones el funcionamiento es parecido: al usar palabras específicas para describir sus sentimientos, es más fácil llegar a su causa raíz, lo que le permite lidiar mejor con ellos. Entonces, la próxima vez que nuestro hijo experimente una fuerte reacción emocional, tómese un tiempo para procesar con él la situación. No solo lo que está sintiendo, sino también el motivo. Trate de dar palabras a sus sentimientos; luego, determine junto a él lo que quiere hacer sobre la situación.

 

  • Pausa. Ayude a su hijo a tomar descansos. Hágalo comprender que, si siente que está empezando a responder emocionalmente a una situación, debe primero tomar una pausa. Si es posible, aconséjalo que vaya a dar un paseo. Una vez que haya tenido la oportunidad de calmarse, anímale a decidir cómo querer avanzar.

 

  • Enséñalo a utilizar el truco de 3 segundos. Si tiendes a contestar rápidamente, aceptas los compromisos demasiado deprisa y puedes decir algo que luego lamentarás. Para prevenirlo, podemos practicar con nuestros hijos estas tres preguntas rápidas antes de contestar: ¿es necesario decir esto?; ¿es necesario que lo diga yo?; ¿necesito decir esto ahora? En cambio, si es el joven es más introvertido y a menudo siente que desearía haberse expresado en un momento o situación específica, ayúdalo a preguntarse: ¿me arrepentiré de no hablar más tarde? Las preguntas correctas pueden ayudar a cualquier persona a manejar sus reacciones emocionales y evitar arrepentimientos.

 

  • Aprende a decir no. Es genial ser amable y servicial con los demás, pero los jóvenes tienen que aprender a poner sus límites. Para ello, podemos hablar con nuestros hijos y poner ejemplos de situaciones en las que, si respondemos sí a todas las solicitudes, podemos elegir el camino del agotamiento y gastar nuestro tiempo y energía. Debemos explicar que, cada vez que decimos que sí a algo que realmente no queremos, en realidad estás diciendo que no a las cosas que sí queremos.

 

  • Convertir las críticas en comentarios constructivos. Una de las actividades que podemos realizar con nuestros hijos está relacionada con las críticas y el peligro de tomarlas de forma personal. En su lugar, debemos enseñar a los jóvenes a responder dos preguntas: dejando de lado los sentimientos personales, ¿qué puedo aprender de esta opinión alternativa?; ¿cómo puedo usar estos comentarios para ayudarme a mejorar? Recuerda que la mayoría de las críticas están enraizadas en la verdad e, incluso cuando no lo es, ofrecen la oportunidad de ver la realidad desde la perspectiva de los demás.

 

Para trabajar estas habilidades también fuera de casa, los campamentos de Youthcamp son el escenario perfecto para ponerlas en práctica. Una experiencia única de aprendizaje y diversión  para los más jóvenes.

 

Youthcamp: https://www.youthcamp.es/

 

 


Los líderes que más influencia ejercen en los jóvenes españoles

11 abril, 2019

Youtubers, instagramers o influencers son los ídolos de los más jóvenes. Publican imágenes, ideas y contenidos que, sin saber si son ciertos o no, ejercen una gran influencia sobre ellos.

 

Este comportamiento también se está dando en el ámbito político. Si los políticos son las personas que influyen en el comportamiento, pensamiento y forma de actuar de mayores y jóvenes ¿cuál es esa influencia actual?

 

Desde siempre, los adolescentes han admirado a jóvenes guapos, ricos y famosos. Sin embargo, ahora, en plena era digital se amplía el círculo con bloggers o youtubers que venden imágenes, ideas y contenidos a través de las redes sociales.

 

Liderazgo. “Dame un like, sígueme y comparte”

En el mundo actual la comunicación es inmediata y la forma en la que se desenvuelven las actuales generaciones de adolescentes es totalmente diferente a la de hace algunos años. Y es que, lo que se dice o se publica no importa si es verdad o mentira, la cuestión es salir, que hablen de ti y que te sigan. Por lo tanto, el tipo de comunicación y comentarios que fluyen en masa por las redes sociales provocan que el adolescente se preste a hacerse seguidor de diferentes causas y sobre todo si están dirigidas por sus ídolos.

 

La coeducación entre familias y educadores. Educación tecnológica

Según explican desde Youthcamp, grupo de profesionales orientados al desarrollo de las habilidades personales y de liderazgo de los adolescentes, tanto familias, escuela y sociedad ven cada vez con mayor consciencia la influencia que ejerce el acceso a estas redes y contenidos entre los más jóvenes, y cómo estos no tienen suficiente capacidad autocrítica para saber elegir. Por ello, es imperioso que todas las partes se esfuercen por coeducar a los más jóvenes para evitar situaciones de peligro.

 

El liderazgo en el poder político

Este tipo de comportamiento también no solamente se da entre los más jóvenes, lo cierto es que también aflora en los líderes de los adultos, muy especialmente en una parte del liderazgo político actual español, ensalzando a personajes cuya conducta no es deseable.

“Estamos en tiempos convulsos y se están enviando mensajes con impacto e influencia que tiene una mirada cortoplacista y con objetivos que denotan falta de habilidades propias de un líder, como poca apertura y flexibilidad, un bajo nivel de escucha y curiosidad, falta de empatía y sobre todo falta una mirada de humanidad. Y también parece que no importa si dicen verdades a medias o no verdades para conseguir que hablen de ellos y les sigan, y eso no es liderazgo”, añade Lita Muñoz, Co-creadora de Youthcamp.

 

Si los políticos son las personas que influyen en el comportamiento, pensamiento y forma de actuar, ¿Cuál es esa influencia a día de hoy? ¿Cuál es el mensaje que se está enviando a las nuevas generaciones que liderarán en el futuro? ¿Todo vale si te votan? ¿Todo vale si te siguen? ¿Ese es el mensaje a nuestros jóvenes?

 

“El liderazgo no es eso, el liderazgo es inspirar a las personas, es tener capacidad crítica, es saber gestionar los conflictos con habilidad y ganando las dos partes, es tener empatía y saber ponerte en los zapatos del otro, es escuchar, es reconocer cuando te equivocas y aprender de tus errores, es integridad y humildad. Y eso yo no lo veo en muchos de nuestros políticos actuales, no veo cómo pueden ejercer una influencia positiva en nuestros jóvenes para que el día de mañana puedan ellos ser esos líderes del futuro que crean un mundo más sostenible, empático y humano. Invertir en su futuro y en el desarrollo de su liderazgo hará que nuestros adolescentes y jóvenes sepan distinguir, elegir y desarrollar su capacidad crítica”, añade Muñoz.

 

Más información sobre Youthcamp en – https://www.youthcamp.es/

 

 


Cómo erradicar los estereotipos sexistas en los adolescentes

12 marzo, 2019

 

Desde Youthcamp, grupo de profesionales orientados al desarrollo de las habilidades personales y de liderazgo de los adolescentes, insisten en la urgencia de coeducar a los jóvenes desde la infancia para evitar roles de comportamiento y actitudes predefinidas según el sexo

 

 Si bien es cierto que en los últimos años se ha avanzado en cuestión de coeducación, lo cierto es que todavía queda un largo camino por recorrer. Y es que la sociedad actual sigue siendo “patriarcal” y por ello, los chicos y las chicas de hoy están repitiendo los mismos roles y patrones de comportamiento de antaño.

 

El género es una representación cultural, que contiene ideas, prejuicios, valores, normas, deberes y prohibiciones sobre la vida de los chicos y las chicas. Así se considera que los jóvenes no son iguales, cada uno tiene su propia función en la vida, puesto que la cultura les atribuye unas determinadas cualidades que distinguen a la mujer del varón.

 

Según explican desde Youthcamp, grupo de profesionales orientados al desarrollo de las habilidades personales y de liderazgo de los adolescentes, los jóvenes interiorizan los patrones culturales o estereotipos de género que la sociedad le ha transmitido desde la más tierna infancia y así, se les traspasa información que hoy en día queda obsoleta. Marcan su forma de relacionarse que sutilmente les fue inculcada y que hoy en la adolescencia resurge y crea patrones de relación repitiendo esos modelos obsoletos, generando la diferenciación.

 

“Nosotros trabajamos a diario con jóvenes, y vemos que la coeducación es la única alternativa para evitar todo esto. Sin embargo, esta responsabilidad de coeducar no debería recaer de forma exclusiva en las escuelas, colegios e incluso centros lúdicos, sino que debería ser una responsabilidad compartida, es decir del conjunto de la sociedad. Por ello, insistimos en que se debería entender la urgencia del asunto, la importancia del problema para erradicar los estereotipos sexistas” añade Lita Muñoz, Co-creadora de Youthcamp.

 

Los niños y las niñas no nacen con un patrón de comportamiento predeterminado, los modelos referentes los perciben de la sociedad. Y es que los modos en cómo se transmiten estos estereotipos van desde las expectativas de los adultos sobre el comportamiento de los adolescentes, la presión de los iguales, aquellos que aceptaron el estereotipo que les traspasaron los adultos, los medios de comunicación y su poder en dictar como es el/la adolescente ideal hasta los libros de texto o los cuentos. Esto hace que adopten esos estereotipos sexistas y los asuman como los correctos.

 

Por ello, asumir estos referentes culturales para los jóvenes en una sociedad cambiante no se hace fácil, ya que deben ir rompiendo patrones, como la capacidad intelectual en tareas tecnológicas en las chicas o en la dimensión afectivo-emocional en los chicos. “Así nos lo muestran abundantes resultados de estudios empíricos, de forma reiterada, que existe un comportamiento diferenciado de género en la elección de carreras universitarias y/o profesionales”, explica Muñoz.

 

 

Tanto es así, que la falta de fuerza, de autoconfianza o interés por las cuestiones universales por ejemplo, que se atribuye a las chicas como estereotipos culturales, puede llevar a una baja autoestima provocando dependencia e inseguridad y una identidad débil dispuesta a ser infravalorada. Así en la etapa de secundaria las jóvenes con bajo concepto de su identidad pueden renunciar a ciertos estudios por no creer en su propia capacidad a causa de creencias arraigadas que se pueden transformar. Si realmente la sociedad quiere disponer de todo el talento de las jóvenes hay que empoderarlas en lugar de infravalorarlas y creer en su curiosidad y capacidad al mismo nivel que los chicos. Asimismo, la prepotencia masculina es caldo de cultivo de abusos y agresividad y de una identidad “superiorizada” que acarrea invasión y negación de lo impropio. Puede generar un efecto no deseado como el tener que cargar con el peso del rol asignado, no cumplir las expectativas del estereotipo o no poder expresar de forma abierta sus emociones o inseguridades.

 

En consecuencia, la sociedad, en constante movimiento, tiene el reto de pasar de una educación androcéntrica a la incorporación de nuevas formas de expresión y educación sin distinción de sexo, raza, religión o condición. Trabajar la diversidad y el enriquecimiento de las relaciones entre los y las jóvenes aportando modelos de igualdad en todos los ámbitos de su vida, generando igualdad de oportunidades y evolucionando hacia una sociedad más avanzada, conectada y que piensa en la humanidad y su crecimiento.

 

Más información sobre Youthcamp en – https://www.youthcamp.es/

 


eSalúdate organiza las primeras Jornadas de Liderazgo de las Organizaciones Sanitarias

3 octubre, 2016

logo-esaludate-t copiaCuántas son las horas, cuántas líneas son las que ocupan los debates acerca del momento actual en las organizaciones sanitarias. En un tiempo de incertidumbre, cambio y de oportunidad para los profesionales sanitarios, una de las expresiones que más se utilizan es la “necesidad de liderazgo”.

Este liderazgo es una necesidad en cualquier organización, pero lo es especialmente en las organizaciones sanitarias. Es necesario para su sostenibilidad y para garantizar la excelencia en la prestación de la atención a los usuarios de los servicios de salud.

En este contexto, los próximos 14 y 15 de octubre, se celebrarán en Madrid las 1ªs Jornadas de liderazgo en las organizaciones Sanitarias organizadas por eSalúdate. Estas jornadas contarán con la presencia de cuatro profesionales del ámbito sanitario de reconocido prestigio, tanto por sus trayectorias como por la formación que poseen, orientada a garantizar el éxito de los objetivos de cualquier servicio de salud y liderar sus organizaciones. Se trata de Joan Carles March, Diego Ayuso, Miguel Ángel Máñez y Alberto González, que ofrecerán una completa visión sobre las organizaciones sanitarias.

La jornada va dirigida a todos los profesionales del ámbito sanitario: médicos, enfermeras, gestores sanitarios, economistas y cualquier profesional sanitario interesado en liderazgo. El acceso al programa completo así como todas las novedades, se pueden consultar en: http://eSaludate.com/liderazgo

Las jornadas contarán con una destacada presencia den las Redes sociales:

Twitter: @liderazgosanita y su hashtag  #liderazgosanitario

Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100010702363016&fref=ts

Cuentas personales de los participantes:

@manyez; @joancmarch; @gestiondeenferm; @albergongar

 

Información e inscripciones en http://eSaludate.com

El liderazgo según los ponentes de las 1ªs Jornadas de liderazgo en las organizaciones Sanitarias 

“Una organización con H-de Alma necesita lideres con corazón y equipos con emoción, donde la comunicación tiene que ayudar y facilitar que la gente se sienta respetada y motivada.” Joan Carles March.

Fuente: Liderar con el corazón (ISBN 978-84-695-9801-6). 

“El punto de partido del liderazgo es la escucha, para oir otras voces. Cercanía, falta que tú quieras lo que yo quiero. Equipo para evitar “dónde estabas entonces, cuando tanto te necesité”. Confianza, “no podemos seguir juntos si desconfiamos mutuamente”. Miguel Ángel Máñez.

Fuente: Liderar con el corazón (ISBN 978-84-695-9801-6).

“Las características personales de un buen líder comienzan por ser personas en permanente aprendizaje, en formación continua, en asimilar las experiencias de otras personas, del estudio de disciplinas distintas, de la pregunta y de la inquietud, como decía Hoffer, continuamente aprendiendo para el mundo de mañana por que el de hoy ya pasó. Un líder es alguien con vocación de servir a los demás, creer en los demás y reconocer a los demás.” Alberto González.

Fuente: El camino comienza por el primer paso (ISBN 978-84-617-4356-8).

“El liderazgo se puede concretar en dirigir, comunicar, resolver, comprender, humanizar, facilitar y ayudar.  El líder y directivo debe ser facilitador y referente. Como cualidades clave de los lideres en el entorno sanitario estaría: máxima competencia, resiliencia, integridad y ética, trabajo en equipo, desarrollo de personas y orientación al paciente.” Diego Ayuso.

Fuente: Miradas a la gestión sanitaria (ISBN: 978-84-617-4528-9).


Señales para detectar que los empleados no son una “piña”

20 julio, 2016

Carme Castro. Kainova (3)¿Tu equipo de trabajo es verdaderamente un equipo? Esta es una de las principales preguntas que la dirección de cualquier empresa u organización debería hacerse cuando quiere medir la fortaleza de su empresa o proyecto. Y más si se tiene en cuenta que esta es una de las competencias indispensables de cualquier profesional. Así, en muchas ofertas de empleo “saber trabajar en equipo” es uno de los primeros requisitos que se exigen a los candidatos.

Según explica Carme Castro, coach y socia de Kainova, empresa especializada en la gestión de las personas, trabajar en equipo de forma eficiente requiere de un conjunto de habilidades que se pueden resumir en: saber escuchar activamente, que no es lo mismo que oír; flexibilidad para cambiar de opinión; tolerancia para aceptar otras propuestas, especialmente cuando son diferentes a las propias; velar por el objetivo común, algo más importante que “tener razón”; y creer que el resultado es de la colaboración del equipo, olvidando el protagonismo.

No obstante, y aunque en general todos somos conscientes de la necesidad de trabajar en equipo, a menudo esto no se consigue, poniendo en dificultad la viabilidad de un proyecto, o incluso del mismo negocio.Carme Castroañade que hay una serie de señales que nos permitirán detectar si nuestro equipo lo es o no, si realmente trabaja como una ‘piña’ o no es más que un conjunto de individualidades sin un objetivo común.

Una de las primeras señales que nos podemos encontrarla en el lenguaje: si las personas del equipo hablan en primera persona, si emplean el “yo” en lugar del “nosotros”, esto es un claro indicador de falta de visión compartida y de conjunto, de falta de equipo.

Otro indicador a tener en cuenta es si aportan problemas en lugar de soluciones: si no son capaces de resolver un problema entre ellos, podemos estar ante una falta de comunicación entre los miembros del equipo, además de un problema de personalismo. Entre ellos no se ven como un equipo que colabora y donde todos contribuyen, sino que cada cual tiene su responsabilidad.

La inflexibilidad es otra señal clara de que un equipo no actúa como tal. “Esta tarea no es mía”, “no estoy de acuerdo”, “no tengo que cambiar”,… son algunos de los ejemplos que ayudan a ilustrarlo. Esto es un indicador de que no se valoran las aportaciones del equipo y no se vela por el objetivo común. Aquí, el colaborador solo mira su parcela y no la visión del conjunto.

No compartir las ideas con el equipo es otra clara señal de alerta. Esto sucede cuando se aportan ideas de forma individual para tener protagonismo, frente a una idea compartida y mejorada con las aportaciones de todos los miembros del equipo.

La falta de iniciativa es un claro indicador de que nuestro equipo no hace piña. Sus miembros se limitan a realizar sus tareas sin más, y no muestran interés por el resto de las tareas del equipo ni por los objetivos comunes.

Por último, hay que estar alerta con las relaciones entre los compañeros: si no se conocen difícilmente serán empáticos ni colaborarán entre ellos, dificultando crear una cohesión y un compromiso conjunto hacia el objetivo del equipo.

Más información en http://www.kainova.es


Hacer deporte en la empresa genera beneficios

25 abril, 2016

kainova - logoMuchos estudios han demostrado la relación positiva que existe entre el deporte y el rendimiento laboral. Promover la buena salud en empresas y organizaciones disminuye el absentismo y minimiza la pérdida de productividad. También fomenta las relaciones interpersonales, a nivel profesional y personal.

Según explica Carme Castro, coach y socia de Kainova, los beneficios que aporta la organización de eventos deportivos en el entorno laboral son incuestionables. “La empresa fomenta los valores de la compañía y el sentimiento de pertenencia. También da visibilidad a su marca y genera una imagen corporativa más atractiva, tanto para sus consumidores como para atraer talento, algo a tener en cuenta en la actual ‘guerra de talentos’ entre empresas y organizaciones”.

Entre los empleados, añadeCarme Castro, además de estimular la práctica de ejercicio, potencia la cohesión, la convivencia y la motivación, fomenta las relaciones interpersonales al olvidarse por un día las jerarquías y ser, simplemente, compañeros de una actividad. “Desarrolla el sentimiento de pertenencia y el espíritu corporativo y estimula el espíritu de superación, concentración, esfuerzo y rendimiento. También introduce una nueva dimensión en la comunicación interna, creando un punto de encuentro y vínculos con personas de la empresa y familiares”.

Carme Castro. Kainova (3)Consciente de la importancia que tiene la salud de las personas en su rendimiento y felicidad, Kainova ha lanzado el proyecto “Eventos Saludables”, para organizar actividades saludables en las que puedan participar todos los empleados. Dentro de estos eventos deportivos destaca la marcha nórdica, una de las actividades más saludables y que pueden practicar todos. Este deporte consiste en caminar con unos bastones especialmente diseñados, y hay estudios que la señalan como una de las actividades más completas, incluso por encima dela natación. Además, en el entorno laboral, la marcha nórdica es una intervención válida para aliviar los síntomas músculo esqueléticos asociados al frecuente uso de ordenadores tanto a corto como a medio plazo.

Este deporte tonifica y fortalece el cuerpo superior e inferior al mismo tiempo, ejercita un 90% de los músculos y quema hasta un 60% más de calorías que al ritmo de andar habitual. Además, frente a la carrera reduce la tensión en articulaciones, ligamentos y rodillas, y es excelente para el corazón y los pulmones, obteniendo beneficios cardiovasculares sin apenas sentir el esfuerzo. También es ideal para el cuello, los hombros y la espalda, y trabaja abdominales y lumbares, la zona más crítica para mantenerse activo por más tiempo.

“La empresa puede y debe promocionar la actividad física en el entorno laboral y contribuir a crear una empresa saludable”, apuntaCarme Castro, que cree que el objetivo de un evento deportivo debe ir orientado a impulsar la moral empresarial y la salud del empleado, así como a activar los valores de la empresa y movilizar las relaciones entre las personas.

Primera marcha nórdica en Barcelona

Dentro del proyecto Empresa Saludable, Kainova participa en la organización de la primera edición de la WALKIM BARCELONA, Caminada Internacional de Nordic Walking, y que se celebrará el próximo 29 de mayo. La WALKIM BARCELONA será la concentración de practicantes de marcha nórdica más importante que haya tenido la ciudad y tiene el objetivo de fomentar un fin de semana de vida saludable: se podrá disfrutar de la feria del nordic walking, master class de marcha nórdica, caminatas por Barcelona guiadas, y la caminata del domingo 29 de mayo con tres recorridos de 30, 15 y7,5 km para todos los públicos. Además, WALKIM BARCELONA es una caminata solidaria conla ONG Sonrisas de Bombay.

Más información en http://www.kainova.es


Coaching grupal, una metodología para potenciar talento aún desconocida

11 abril, 2016

kainova - logoEl coaching grupal es una modalidad de la aplicación del coaching  aún desconocida. De ella existe poca literatura, y en la existente los autores no siempre coinciden, pues muchas veces se confunde con coaching de equipos, cuando claramente son dos modalidades diferentes.

Según explica Carme Castro, coach y socia de Kainova, el coaching grupal es una herramienta ideal en las empresas y  que ofrece buenos resultados en varias casuísticas. Pero para aplicar correctamente esta metodología, es necesario identificar en qué momentos o situaciones es la adecuada.

Por ejemplo, el coaching grupal ayuda a cohesionar a un equipo multidisciplinar en poco tiempo, para que sea productivo y genere resultados extraordinarios, gracias al fruto de la cohesión y la aportación del talento de todos los miembros. “Pero para eso, primero deben aprender a trabajar en equipo y a potenciar la sinergia de las diferentes disciplinas que están colaborando”, explicaCarme Castro, que cree que el coaching grupal es ideal para conseguir ese resultado.

Carme Castro. Kainova (3)Otra situación, bastante necesaria en las organizaciones pero que muchas veces se desatiende, es alinear a los miembros de un grupo determinado, por ejemplo, en el estilo de liderazgo o en la gestión de personas. SegúnCarme Castro, realizar un coaching grupal con el colectivo de directivos del mismo nivel para trabajar estos temas es muy efectivo. “Permite realizar un intercambio de estilos de liderazgo, compartir experiencias, analizar resultados y llegar a conclusiones, que les permite definir de forma consciente cuál es el más idóneo y los motivos por el que lo son”.

Todo esto produce un efecto multiplicador en la empresa, pues el coaching grupal permite desarrollar entre sus participantes tanto competencias individuales como competencias de equipo, y generar equipos de trabajo cohesionados.

En definitiva, trabajando desde la consciencia, las experiencias, el debate  y los ejemplos, no solo conseguimos el objetivo sino también  una interrelación  personal que favorece que el colectivo que participa se apoye posteriormente en el día a día y continúe evolucionando. Conseguir que los equipos estén alineados beneficia a la empresa y contribuye a reducir las dificultades y conflictos internos.

Más información http://www.kainova.es