El 70% de los mayores de 80 años está bajo riesgo de padecer deshidratación

13 julio, 2015

logoLas personas mayores, uno de los grupos de población más vulnerables de sufrir hipo-hidratación.

La simple deshidratación es una de las causas de caídas, dolores de cabeza y deterioro cognitivo y de mortalidad

Desde Puente Real Servicios Residenciales para mayores recomiendan algunas pautas para evitar la mala hidratación en la tercera edad

 

Uno de los principales colectivos que presentan deshidratación en España, además de niños y embarazadas, son las personas mayores.

Según datos recientes de un estudio recogido por Puente Real Servicios Residenciales para Mayores, el 70% de los españoles mayores de 80 años está bajo riesgo de padecer hipo-hidratación.

Talleres de nutrición para evitar la deshidratación

Debido a ello, desde Puente Real apuestan por favorecer el envejecimiento saludable y el bienestar de los mayores reforzando la ingesta de líquidos (agua, zumos o gelatinas) como pauta médica. En todos los centros se elabora una campaña de hidratación que implica el desarrollo de talleres impartidos por profesionales del grupo, como el terapeuta ocupacional y la animadora.

Además de realizar charlas específicas, las actividades, que giran en torno a la necesidad de ingerir líquidos, van desde la dinámica de reconocimiento de sabores, realización de brochetas de frutas, refrescos caseros y granizados hasta la realización de platos refrescantes de sabores, para evitar la deshidratación que es una de las causas principales de caídas, dolor de cabeza, y deterioro cognitivo y de mortalidad entre las personas de edad avanzada.

 

Actitudes recomendables

Proporcionar a los profesionales de los centros de mayores la formación necesaria para detectar pacientes en riesgo de hipo-hidratación para establecer las medidas pertinentes para su resolución.

Detectar los principales indicadores de deshidratación en los ancianos estableciendo una rutina diaria, que se convierta en costumbre y, la persona mayor se habitúa a tomar líquido.

Informarles por qué es importante tomar líquidos, pues se trata de una necesidad y sobre todo que sepan distribuir la ingesta durante todo el día. Se trataría de beber entre 6-8 vasos de líquido al día y también consumir alimentos con alto contenido en agua, como la sandía.

Beber entre 6 y 8 vasos de líquido al día, consumir alimentos con alto contenido en agua como frutas y verduras evitan gran cantidad de casos de deshidratación de los mayores.

Informar y sobre todo concienciar a los familiares sobre la importancia de estar adecuadamente hidratados durante todo el día, de esta manera podrán evitar que sus mayores se deshidraten.

Llevar a cabo un plan de seguimiento  de los cuidados y tratamientos nutricionales. Desde los centros para mayores es imprescindible que se lleven a cabo seguimientos y controles en la evolución del paciente deshidratado. Es importante que se realice un registro de los diagnósticos de los usuarios con deshidratación, así como de las intervenciones realizadas para revertirla.

 

Para evitar que esto suceda, además de las actividades, talleres y charlas, en todos los centros Puente se coloca en la recepción una jarra de agua y vasos desechables para promover el consumo de agua de familiares y visitantes. “En todas nuestras residencias se colocan distintos carteles apoyando esta campaña debido a que se entiende que es necesario crear un clima propicio  en el cual todos los que forman parte del entorno del residente puedan reforzar esos hábitos”, añade Elizabet Salek, Directora de Calidad de Puente Real.

 

 

Acerca de Puente Real Servicios Residenciales para Mayores: www.puentereal.es

Puente Real nace con la creación de su primera residencia,Puente Real I, hace quince años en Badajoz. Un centro que cuenta con 72 plazas. Desde entonces se posiciona como uno de los principales grupos de servicios residencial en la región, convirtiendo la calidad en su razón de ser, y consiguiendo una imagen de marca superior a cualquier otro grupo de la zona. Hace siete años, Puente Real inaugura su segundo centro, Puente Real II, con 139 plazas, a las que se añade el centro de día de 20 usuarios.En 2010 lanzaReal Hogar Servicios Asistenciales, para atender a los mayores en sus propios domicilios, exportando a este segmento el conocimiento acumulado durante los primeros años en los centros.

Desde 2012 gestiona, además, el centro municipal Puente Real San Vicente, en la localidad de San Vicente de Alcántara, con 60 plazas residenciales y 40 de centro de día. Desde el 1 de septiembre de 2014, Puente Real ha exportado su conocimiento en el campo del Alzheimer a Madrid, donde ha abierto su primer centro de terapias para personas con Alzheimer, Real Butterfly, situado en pleno corazón del Barrio de Salamanca, en la calle Hermosilla, 75.

La última apuesta del grupo se localiza en Badajoz. El centro Puente Real Palacio del Guadiana cuenta con 110 plazas y 15 de centro de día, y ha abierto sus puertas en abril de 2015.