Lanzan una herramienta gratuita de formación online para las escuelas cerradas por el coronavirus

23 marzo, 2020

Unos emprendedores españoles acaban de lanzar Classlife Rooms, una herramienta gratuita para profesores y alumnos que busca ayudar a los cerca de diez millones de estudiantes que no pueden acudir a clase en España por el COVID-19.

La protección de todas las personas involucradas con el centro; profesionales, estudiantes y familiares es lo más importante y por esta razón se ha declarado el estado de alarma en todo el país, lo que se traduce en que los alumnos no podrán acudir a las clases de forma presencial durante al menos dos semanas.

Muchos de estos centros ya contaban con plataformas de formación online, en las cuales profesores y alumnos disponen de un espacio de comunicación virtual, donde poder interactuar, desde cualquier lugar y en la mayoría de los casos desde cualquier tipo de dispositivo, ya sea ordenador personal o dispositivos móviles, como tablets o smartphones.

Pese a las posibilidades que ofrecen diferentes plataformas de formación online, la mayoría de cursos y titulaciones siguen siendo presenciales, lo que se ha traducido en no poder continuar con la planificación lectiva durante el confinamiento de los estudiantes. Plataformas de formación online como Google Classroom o el mismo ministerio de Ministerio de Educación y Formación Profesional ya ofrecen “Recursos para el aprendizaje en línea” gratuitos para ayudar en la medida de lo posible al profesorado, a las familias y al alumnado.

En línea con estas iniciativas, Classlife, la plataforma todo-en-uno para la gestión de los centros educativos, lanza desde el día 16 de marzo, Classlife Rooms, la versión gratuita dirigida a profesores y estudiantes. En este nuevo espacio de colaboración para conectar a profesores y alumnos, los cursos y aulas virtuales cuentan con las herramientas más importantes de la plataforma original, como exámenes online, foros, un espacio de comunicación al estilo red social o control de asistencia. Esta solución es compatible con todos los navegadores actuales y cuenta con una versión app móvil para iOS y Android desde donde se facilita el acceso a todas las funciones que encontramos en la versión de escritorio de la plataforma.

Para darse de alta como profesor en Classlife Rooms únicamente es necesario acceder a www.classlife.education, donde encontraremos información sobre cómo acceder al registro como profesor. Cada aula o curso creado genera un código único que se envía a los estudiantes a través de la misma plataforma, lo que les permite el acceso a todo el contenido que el profesor haya preparado para ellos.

Más de 50.000 estudiantes, en 6 países alrededor del mundo ya usan Classlife en su día a día, cifra que “se incrementará de forma exponencial en las próximas semanas ya que el único requisito para usar Classlife Rooms es disponer de una conexión a internet.”, según explica Mario Espósito, fundador y CEO de Classlife Education.

La iniciativa cuenta con el apoyo de Amazon Web Services, uno de los mayores proveedores de servicios cloud del mundo, empresa de la cual Classlife es Partner en su división de educación. El director de producto de Classlife, Eduard Pineda, aclara que “lo más importante para nosotros es ofrecer a los profesores un espacio en la nube donde puedan trasladar todo el material lectivo y facilitar que los estudiantes puedan continuar con su formación durante las semanas en que se vean obligados a estar en casa. Además, creemos que es una oportunidad excelente para mostrar a los centros, a los profesionales e incluso a los mismos estudiantes, que la formación online es una herramienta ya casi imprescindible en todos los centros”.


Cómo evitar el colapso en una plataforma educativa cuando se introducen las notas

30 julio, 2019

 

La estabilidad y la escalabilidad son claves en las plataformas de educación. Por ello, desde Classlife Education, facilitan algunos consejos para evitar situaciones de colapso y caos administrativo a la hora de introducir las notas de los alumnos

 

Hace unas semanas, las escuelas e institutos catalanes se vieron inmersos en un caos administrativo debido a un fallo informático en Esfer@, la plataforma elegida por la Generalitat para informar de las notas de los alumnos. Como consecuencia, la imposibilidad de fijar las notas obligó a los docentes a trabajar de noche o a dejar la introducción al sistema digital para días después.

 

Según explican desde Classlife Education, la primera plataforma todo-en-uno para la gestión y administración de centros educativos, este no es un problema exclusivo de las plataformas educativas. Las empresas con mayor facturación a nivel mundial también sufren este tipo de incidencias, como la caída de Instagram y Whatsapp o los días en los que los servicios de Google como Youtube o Gmail dejan de funcionar durante horas.

 

Y es que, una plataforma online puede dejar de funcionar por muchas razones, desde un fallo en el proveedor de dominio web, hasta una mala planificación a nivel interno de la organización, lo que puede significar que no se ha calculado correctamente el volumen de usuarios que van a acceder simultáneamente a la plataforma. Esto, puede convertir la navegación en algo lento incluso dando como resultado una página de error y haciendo totalmente inútil la herramienta.

 

“El hecho en sí mismo de ser una herramienta online ya implica que esta puede sufrir incidencias, un hecho que se traduce en una percepción negativa para el usuario, que ha visto que un servicio ha dejado de funcionar sin razón aparente. En el mundo educativo es importante disponer de buenas herramientas de gestión, pero más importante aún es poder utilizarlas cuando se necesitan”, añade Eduard Pineda, Responsable de Producto en Classlife.

 

Por ello, desde Classlife Education, facilitan algunos consejos para que escuelas, institutos y centros educativos en general puedan evitar este tipo de situaciones caóticas a la hora de introducir o gestionar información:

 

Hay que monitorizarlo todo

Monitorizar significa ser consciente del estado de un sistema y de lo que ocurre en todo momento. Se puede monitorizar si está activo o no, cuántos usuarios lo están usando al mismo tiempo o incluso, si ha habido un incremento exagerado de las visitas. La solución es disponer de espacios propios para que los administradores tengan una visión clara del uso de la plataforma y puedan detectarse así anomalías antes de convertirse en un problema. También es muy recomendable crear un sistema de notificaciones, con envíos de e-mails o sms a los administradores si ocurre algo excepcional.

 

Una plataforma escalable

Un sistema escalable hubiese evitado el colapso de forma relativamente fácil. Existen servidores que crecen a medida que más usuarios acceden a un mismo dominio, y son totalmente escalables, creciendo y disminuyendo su capacidad y su velocidad. Además se adaptan a las necesidades de una web evitando así que el acceso a una plataforma esté garantizado.

 

Tener siempre dos de cada

Una solución es disponer de un dominio alternativo, gestionado mediante otro proveedor. La plataforma tendrá que estar preparada para funcionar bajo dos dominios, así como los correos electrónicos.

Ocurre lo mismo con el espacio físico donde se aloja el contenido, es muy recomendable disponer siempre de una copia de seguridad en tiempo real del contenido, para alternar entre un servidor y otro cuando sea necesario.

 

Classlife en el mundo

Actualmente, la startup creada en Barcelona y que está ultimando su segunda ronda de inversión, se encuentra en pleno proceso de expansión internacional. Entre los primeros países elegidos para las pruebas en los procesos de localización de la plataforma se encuentran Estados Unidos, Francia, Luxemburgo y Panamá, donde ya cuentan con clientes.

 

Acerca de Classlife Education: www.classlife.education

 

 

 


Lanzan Classlife Education, la primera plataforma todo-en-uno para la gestión y administración de centros educativos

8 abril, 2019

 

 

Classlife Education, que cuenta actualmente con más de 40.000 alumnos y más de 1 millón de interacciones mensuales, concede a los centros educativos un espacio único de comunicación y administración para la escuela. Una experiencia tipo red social para conectar al personal administrativo con profesores, familias y alumnos, simplificando y agilizando todos los procesos administrativos de la escuela.

 

Por primera vez, un servicio SaaS integra el Campus Virtual, la Secretaría Académica, la Gestión de Ventas y la Gestión Financiera en una misma plataforma.

 

Classlife Education nace con el objetivo de simplificar la gestión de los centros educativos completando la transformación digital de la educación además de optimizar toda la gestión de tareas administrativas. Principalmente orientados a la educación superior, se han profesionalizado en escuelas de Formación Profesional tanto presencial como online. En su evolución, han ampliado funcionalidades para adaptarse a las dinámicas de trabajo de las Escuelas Universitarias y las Business Schools. Igualmente, con el próximo lanzamiento de las herramientas necesarias para centros de Educación Primaria, Secundaria, ESO y Bachillerato, la plataforma se convertirá en el referente en la gestión de cualquier tipo de centro educativo.

 

Para que los centros se dediquen a lo importante, “la Educación”

Por primera vez, un servicio SaaS integra el Campus Virtual, la Secretaría Académica, la Gestión de Ventas y la Gestión financiera en una misma plataforma. A diferencia de otras soluciones on-line, Classlife cuenta con todas las herramientas de forma nativa, sin hacer uso de otros servicios interconectados como Moodle, Saleforce, SAP o ERPs. De esta manera, un centro educativo centraliza todas las operaciones de los diferentes equipos administrativos, docentes y alumnos, sin tener que utilizar otras herramientas, que además de significar un gran ahorro en licencias, evita la duplicidad de esfuerzos y el riesgo de error humano generado por el intercambio de datos manual entre plataformas.

 

En palabras de Mario René Espósito, CEO de Classlife, “la complejidad en la gestión de los centros educativos crece cada día. Las nuevas tecnologías amplían las posibilidades de comunicación y organización, lo que puede desencadenar en procesos largos y complicados para solucionar tareas a priori sencillas. Nuestro objetivo es ofrecer una herramienta que ofrezca todas estas herramientas y a la vez simplificar la gestión, liberando al centro de procedimientos manuales repetitivos, permitiendo así que los centros se dediquen a lo importante, “La Educación”.

 

Una red social para cada centro

Classlife Education es un proyecto vivo, que como punto de partida ya cuenta con más de 40.000 alumnos en la plataforma repartidos entre todos los centros que utilizan Classlife, esperando alcanzar el 1.000.000 en 2021. Con la innovadora plataforma, cada centro cuenta con un Campus Virtual en el que profesores y alumnos participan activamente. Al más puro estilo red social, el Campus Classlife democratiza el acceso a una herramienta que hasta ahora solo era accesible por centros educativos con gran presupuesto.

 

Classlife en el mundo

Actualmente, la startup creada en Barcelona y que está ultimando su segunda ronda de inversión, se encuentra en pleno proceso de expansión internacional. Entre los primeros países elegidos para las pruebas en los procesos de localización de la plataforma se encuentran Estados Unidos, Francia, Luxemburgo y Panamá, donde ya cuentan con clientes.

 

Acerca de Classlife Education: www.classlife.education