Los beneficios de vivir en un centro residencial

Estimulación multisensorial, fiestas, excursiones y actividades sociales son sólo algunas de las actividades que las personas mayores pueden disfrutar y que ayudan a mejorar tanto a salud mental, emocional y física de los usuarios que viven en una residencia

 DSCN2795 low

Llegados a un punto en el que la persona mayor necesita una serie de cuidados continuos, los familiares se plantean cuál es la mejor opción. En este sentido, surgen muchas dudas y reticencias sobre ingresarlo en una residencia. Alba Ribas, psicóloga especializada en la tercera edad en Lepant Residencial explica los beneficios de vivir en un residencial.

 

El miedo a ingresar a una persona mayor en una residencia

“Parece que vivir en un residencial tenga que ser la última opción para muchos familiares. Sin embargo, está comprobado que un residencial ofrece los cuidados y atenciones sociales y de salud que la persona necesita a esa edad, ayudándoles a mejorar su calidad de vida respecto a que si vivieran solos”, comenta Alba Ribas de Lepant Residencial.

 

Beneficios

En una residencia de ancianos todos los profesionales que trabajan, no sólo han de ser especialistas, sino que trabajan para que los residentes tengan la mayor calidad de vida posible, “todo gira en torno a las personas que viven en él”, comenta Alba. Es común celebrar reuniones multidisciplinares donde se tratan los objetivos a conseguir con cada persona mayor, haciendo hincapié en ofrecerles la mayor autonomía posible para que se sientan “empoderados” y libres de tomar sus propias decisiones.

 

Participación en actividades y socialización

Socializar es un objetivo importante a esta edad, donde existe un coeficiente de soledad muy elevado. Por ello, se les ofrece la posibilidad de participar en todo tipo de talleres y actividades que paralelamente estimulan sus capacidades físicas y cognitivas, para poder así mantenerse activos el mayor tiempo posible. Aunque la participación en estos talleres es opcional, la gran mayoría de ancianos  sienten la necesidad de socializar, trabajar la memoria y distraerse.

 

Mayor calidad de vida para personas con demencia: talleres Multisensoriales

En una residencia, además de ofrecerles a las personas mayores, todos los cuidados necesarios por parte del equipo auxiliar y enfermería, juega un papel importante el equipo de animación. Gracias a él, se logra estimular las capacidades cognitivas y la  estabilidad emocional de los ancianos que padecen deterioro cognitivo o demencia. Por otro lado, se encuentran los talleres orientados a las personas con demencias más avanzadas, llamados talleres de estimulación multisensorial. Se trata de actividades que estimulan las capacidades básicas de oído, tacto, gusto, olfato y vista. En las sesiones se utiliza música ambiental de relajación y los residentes experimentan diferentes sensaciones con el material que les proporcionan la educadora Social y la psicóloga.

 

De esta manera, es importante ofrecer estímulos, actividades, fiestas, excursiones…tanto a los ancianos autónomos como a los que no lo son,  para conseguir que su estancia en el residencial sea lo más agradable posible y puedan llegar a sentirse como en casa.

 

Acerca de Lepant Residencialhttp://www.lepantresidencial.com/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: